Publicidad
Mié Dic 13 2017
22ºC
Actualizado 10:51 am
Miércoles 16 de Abril de 2014 - 12:01 AM

Medicamentos y una película nominada al “Óscar”

Columnista: Bernardo Useche

Otro de los graves problemas de la reforma de salud que viene impulsando el gobierno Santos, además del enorme despilfarro de dinero que representa mantener el lucro de las EPS y su intermediación innecesaria, resulta de la estrategia adoptada para manejar los altísimos sobrecostos en los precios de los medicamentos. A primera vista, esta afirmación puede parecer temeraria dados los bien publicitados anuncios recientes del ministro Gaviria sobre regulación de precios en desarrollo de la política farmacéutica del gobierno, los cuales dan la impresión que se avanza en el propósito de reducir las ganancias desproporcionadas e inaceptables de la gran industria farmacéutica.

Pues bien, lo primero que hay que decir es que las normas sobre regulación de precios expedidas en el 2013 por el gobierno no se están cumpliendo; así lo demuestra en un documentado informe el periodista Juan Gossaín del pasado 22 de noviembre.

Pero adicionalmente, la estrategia misma del ministerio no apunta a una reforma de fondo del control de precios y son muchas las gabelas que Santos concede a las empresas transnacionales para que puedan incrementar sus ganancias sin tener por qué preocuparse, de sí la población que más lo necesita tiene acceso a medicamentos esenciales. La Circular 03 de 2013 regula los precios con base en dos criterios: primero, mantener la libertad de precios vigilada para todos los medicamentos que se venden en Colombia, lo cual quiere decir que las compañías farmacéuticas sólo están obligadas a informar sobre sus precios y segundo, someter a control directo mediante un precio máximo de venta aquellos medicamentos cuyos precios en Colombia sobrepasen un precio de referencia internacional definido por el promedio de los precios más bajos de los mismos productos en 17 países seleccionados previamente.

Autor:
Bernardo Useche
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (3 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad