Publicidad
Vie Sep 22 2017
21ºC
Actualizado 09:59 pm
Sábado 08 de Julio de 2017 - 12:01 AM

El Profe

Columnista: Carlos Chaverra

“El elenco blanco, por su parte, también espera salir de la crisis deportiva bajo las estrategias del histórico de la selección Colombia, Francisco Maturana, que regresó al club como entrenador, tras 31 años. Hoy, “Pacho” dirigió su primer encuentro en el nuevo ciclo al frente del plantel caldense.”

Con estas palabras el diario el Espectador comenta el debut del Profe Maturana al frente del Once Caldas de Manizales. La afición manizalita guarda la esperanza de que el nuevo técnico reviva los triunfos del pasado y restaure la gloria del club albo.

Maturana fue el técnico del célebre 5-0 de Colombia ante Argentina en Buenos Aires y coronó a Atlético Nacional como campeón de la Libertadores. También nos emocionó con ese equipo de Valderrama y su corte en los mundiales de fútbol y que tuvo entre sus jugadores al recordado Andrés Escobar. Después Maturana fue a Europa y aunque estuvo en equipos importantes como el Atlético de Madrid no volvió a tener triunfos relevantes. Sin embargo, a nivel de FIFA el Profe es considerado todo un experto como técnico y ha formado parte de varios de sus comités de expertos.

En su momento al Profe le tomaron mucho del pelo por su célebre frase de “perder es ganar un poquito”. Parte de la mofa provenía de hinchas desencantados, pero en general la frase se la cobraron por reconocer algo que, aunque es cierto, no nos gusta: estamos en una cultura tan enamorada del éxito que se desdibujan los nobles valores y principios en los que el éxito se debe sustentar. Así que a los llamados “fracasos” hay que huirle a toda costa, porque son sinónimo de debilidad y pobreza de espíritu.

Como protagonista de varios “fracasos” comparto con el Profe la filosofía de su frase. Al final estos contribuyen a formar el carácter y no son más que el reflejo de aquellos esfuerzos que se emprendieron y que nos dejaron en la arena con polvo y ensangrentados, pero con nuevos bríos para “hacerle de nuevo” con la ventaja de la sabiduría y la experiencia. Así que ojalá le vaya bien al profe, por lo menos el no será nunca, como decía Roosevelt, de las tímidas almas que jugaron siempre a criticar los esfuerzos ajenos y no conocieron nunca ni la victoria ni la derrota.

Autor:
Carlos Chaverra
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Sin votos aún
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad