Publicidad
Mar Sep 26 2017
27ºC
Actualizado 03:16 pm
Sábado 09 de Septiembre de 2017 - 12:01 AM

Fe y obras

Columnista: Carlos Chaverra

“No solo escuchen la palabra de Dios; tienen que ponerla en práctica. De lo contrario, solamente se engañan a sí mismos. Amados hermanos, ¿de qué le sirve a uno decir que tiene fe si no lo demuestra con sus acciones? ¿Puede esa clase de fe salvar a alguien?Como pueden ver, la fe por sí sola no es suficiente. A menos que produzca buenas acciones, está muerta y es inútil.

Ahora bien, alguien podría argumentar: Algunas personas tienen fe; otras, buenas acciones. Pero yo les digo: ¿Cómo me mostrarás tu fe si no haces buenas acciones? Yo les mostraré mi fe con mis buenas acciones.”

Esta palabra bíblica del libro de Santiago en el Nuevo Testamento, resuena tanto en los creyentes como en los no creyentes. Para los primeros pone a pensar porque no somos más consistentes con los preceptos de la fe en especial a la regla de oro y aquello del fruto que debe dar el cristiano: amor, alegría, paz, paciencia, gentileza, bondad, fidelidad, humildad y control propio. Para los no creyentes una parte de su escepticismo es precisamente porque los que dicen profesar fe no reflejan más que palabras religiosas y de juicio sin acciones de gracia y misericordia. ¿Cuántas guerras no se han suscitado por asuntos de fe?

Más de un millón de personas asistieron al parque SimónBolívar a escuchar la homilía del Papa y otras tantas lo recibieron en distintas ciudades. Todos los medios de comunicación realizaron cubrimientos especiales y hasta hubo una pequeña tregua en nuestras trágicas noticias de violencia y corrupción. Jóvenes y viejos, ricos y pobres se apostaron a escuchar palabras de esperanza de un Papa que le huye a la pompa y acoge al humilde. Asuntos de fe nos conmovieron esta semana.

Creyente o no, católico o no católico, me imagino con esperanza un mundo en el que estas palabras de Santiago resuenen en todos los colombianos. Que podamos ver más allá de nosotros mismos. Que nos demos la oportunidad, de que nos afirmemos en principios y valores como base en una prosperidad duradera. Para los de fe que quizás podamos respaldar con acciones aquello de que estamos hechos a la imagen de Dios, llamados a ser sal y luz en un mundo que requiere rescatar la dignidad, la paz y la confianza.

Autor:
Carlos Chaverra
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (3 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad