Publicidad
Mié Ago 23 2017
23ºC
Actualizado 09:30 am
Sábado 19 de Noviembre de 2011 - 12:01 AM

Besos que matan

Columnista: Carlos Chaverra

"El Vaticano emprende acciones legales contra Benetton por fotomontaje", es el titular que resaltaron muchos periódicos esta semana. La casa papal reaccionaba así ante la publicidad lanzada por la firma italiana de ropa Benetton, la que se presentan fotomontajes de líderes del mundo,- que en la vida real representan el agua y el aceite- dándose un cariñoso beso en la boca. Así se recrea lo inimaginable: Obama y Chavez, Obama y el líder Chino Hu Juntao, el primer ministro Israelí Netanyahu dándole un pico al líder palestino Mahmoud Abbas. Hasta al hoy ex -primer ministro italiano Silvio Berlusconi le cobraron su reconocida debilidad por las damas y lo sacaron también en este gesto de amor con la Canciller alemana Angela Merkel.


Aunque la foto del Papa besándose con un reconocido Imán fue retirada del mercado, Benetton se defiende argumentando que esta es una campaña de su fundación Unhate (contra el odio) que busca "contribuir a una nueva cultura de tolerancia, a combatir el odio construyendo sobre los valores que sustentan a Benetton. No es un ejercicio cosmético", dicen, sino "una contribución que tendrá un verdadero impacto en la comunidad internacional".


Impacto ya lo tuvo, sin duda, lo que está en discusión es si animó a ser más tolerantes o si mas bien despertó la beligerancia. Algunos analistas dudan incluso que la publicidad pueda animar a los consumidores a comprar Benetton y consideran que la compañía necesita más que esto para recuperarse de sus flojos resultados financieros cuando en años recientes ha perdido terreno frente a sus competidores Zara y H&M.


Me puse a reflexionar sobre mi propia reacción ante la campaña. "Chistosa" la de Berlusconi y Merkel," irrespetuosa" la del Papa y el Imán, "imposible" la de Obama y Chavez, y "ojalá se pudiera" la de los líderes israelíes y palestinos. Seguramente todos tendríamos reacciones disímiles o similares (aunque no sé si nos alcanzaría el impacto para comprar Benetton).Como la publicidad es el mundo de la imaginación, me puse a pensar si a mí me hicieran una foto así, con quien saldría en el retrato. Más de los que quisiera, concluí, lo cual revela que el camino a la tolerancia es tortuoso y que nos sustentan a veces paradigmas difíciles de romper. Por ahora, a olvidarnos de los besos que matan y a buscarnos más bien oportunidades para dar besos de vida.

Autor:
Carlos Chaverra
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (2 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad