Publicidad
Mar Oct 24 2017
20ºC
Actualizado 09:56 pm
Martes 26 de Septiembre de 2017 - 12:01 AM

Sálvese quien pueda

Columnista: Carlos Gómez

“Bustos ya no me intimida (Besaile)”, “Primer presidente de la Corte en ser capturado”, “Soy inocente (Ricaurte)”, “Senador Ashton pagó 1.200 millones”, “Estoy listo al careo con Moreno (Bustos)”, “Manzur fue capturado por orden de Malo”… Todas estas, y muchas más, son frases que hemos escuchado con estupor referidas a la jauría de corruptos que enloda al sistema judicial, cuestiona la formación de los juristas, reinstaura el debate sobre la nominación de los togados y clama para que la conciencia moral de la nación actúe, se manifieste y encare el cáncer que corroe los cimientos mismos de la institucionalidad y amenaza como un tsunami las estructuras de la República.

Las frases aludidas más parecieran un llamado a cuentas entre facinerosos de cualquiera de los temibles carteles que en los años 80 y 90 impusieron su ley.

Las herencias de entonces han permanecido en nuevas organizaciones criminales, más sutiles y soterradas, pero no menos infames y peligrosas.

El legado de tantos años de descuadernamiento, con la frecuente anuencia del ‘establishment’ político, la connivencia de algunos grupos sociales y empresariales beneficiados de sus tentáculos y negocios, y la tibia capacidad de reacción de la sociedad civil, permitieron que el culto al dinero fácil, la compra-venta de conciencias y el “todo vale” se enquistaran en nuestro cotidianidad y lacraran el corazón de varias generaciones que siguen sucumbiendo a la avasallante tentación.

Afortunadamente, y esto los engrandece, ha habido quienes, aún ofrendando su vida, enfrentan este flagelo que agobia por doquier y que produce un estado de indignación y desencanto que reiteradamente paraliza y hace pensar que todo está perdido.

Aún creo, con esperanza fundada que, así como desafiamos en el pasado al narcotráfico, nos levantamos en el “no-más” contra guerrillas, paramilitares, secuestro y extorsión, y reaccionamos frente a la cooptación del Congreso por los criminales; también en esta hora pediremos resultados a la Fiscalía y los Jueces para recuperar la institucionalidad y superar este capítulo triste de la historia.

Que la Fiscalía siga actuando con probidad, los Medios sigan informando con veracidad, los Jueces juzguen con firmeza, la Cárcel se abra para estos personajes, y la Educación forme seriamente en la ética, es el clamor nacional.

A todos, como sociedad civil: a pedir cuentas, ejercer control y exigir justicia.

Autor:
Carlos Gómez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (2 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad