Sábado 19 de Abril de 2014
Publicidad
Publicidad
Christiane Lelievre
Patrocinado por:

Hace unos años, Ingrid Betancourt fue una mujer que optó por “hacer política” a pesar del desprestigio generalizado de esta actividad. Ella explicaba de manera coloquial que la política era como una sopa en la que todos - los politiqueros - escupían para que los demás no quisieran participar del banquete.

Su voto: Ninguno (8 votos)

Un grupo de personas pretende imponer sus convicciones y moral personal basada en su religión al resto de la población adulta colombiana. Con dos millones de firmas, los promotores del referendo “Unidos por la Vida” buscan la modificación del artículo 11 de la Constitución - “El derecho a la vida es inviolable.

Su voto: Ninguno (6 votos)

Mucha gente vive así los procesos electorales, desde lejos, sin buscar informarse, con desdén y “buenas razones” por no participar.

Su voto: Ninguno (2 votos)

Si ya cumplió 18 años, está en edad de participar en esa “fiesta de la democracia” que sería toda jornada electoral si en el país se respetaran los derechos y libertades civiles. Como ciudadano/a inteligente, probablemente tiene dudas razonables sobre por qué y para quién votar.

Su voto: Ninguno (1 vote)

A finales del año pasado, se lanzó en Francia una campaña de aceptación hacia las personas diferentes. Miles de ositos de peluche hicieron su aparición y fueron distribuidos principalmente a niños y niñas y sus padres para abordar el tema de las diferencias. El osito no es perfecto, y no pudiera ser pastor en la iglesia de la señora Piraquive.

Su voto: Ninguno (2 votos)

Hacer campaña electoral sin vallas ni lechona, sin mercado ni bultos de cemento, sin votos negociados, es todavía, en la Colombia de hoy, una proeza a la que pocos se miden.

Su voto: Ninguno (4 votos)

Feliz año para todas las personas que leen esta columna, y también para las que no. Este 2014 que inició ayer va a ser importante para cada cual. Primero porque es un año más de vida y si bien es cierto que la mayoría de la gente no quiere envejecer, tampoco quiere morirse joven, así que no hay de otra.

Su voto: Ninguno (2 votos)

El senado de Francia votó este año la prohibición de concursos de belleza para niñas menores de 16 años.

Su voto: Ninguno (4 votos)

Antes de antes, los tratos y compromisos se sellaban con la palabra; la palabra valía. Luego, hubo los sellos; los reyes acuñaban su anillo. Después vinieron las firmas. La firma valía, el nombre manuscrito de una persona tenía valor. Ahora casi nada de esto vale; tanto que todavía – aun sea contrario a la norma - se pide la autenticación de las firmas en notaría.

Su voto: Ninguno (3 votos)

Hasta la próxima mujer violada por andar en mini falta o a pesar de vestir un overol, solo por ser mujer y estar en el lugar preciso, en el momento preciso para toparse con el hombre equivocado. Hasta la próxima familia asesinada en un hogar calificado de normal por los vecinos, quienes luego, preocupados por los alaridos de los niños, llamaron a la Policía.

Su voto: Ninguno (1 vote)
Todos los columnistas

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones