Publicidad
Sáb Dic 16 2017
20ºC
Actualizado 05:58 pm
Jueves 22 de Diciembre de 2011 - 12:01 AM

¡Salud, dinero y amor!

Columnista: Christiane Lelievre

En estos días de brindis, con sus balances y deseos, formulo los míos:


¡Salud! Para todos y todas (valga la redundancia), no para los más adinerados que van "al exterior" para recibir tratamientos médicos u otros que tienen "la prepagada". Terminamos el año 2011 con un POS revisado, ampliado (¿?) y actualizado para responder mejor a las necesidades de la mayoría. Aspiramos a que se incluyan más acciones de prevención y detección precoz de enfermedades antes de que pongan en peligro la vida de la gente, o más bien de la clientela, del régimen contributivo o subsidiado.


Deseos: 1. Que María no tenga que esperar dos meses para realizar la mamografía prescrita por su médico de la ARS. 2. Que alguien aclare lo siguiente: Paulina tiene 20 años; estaba embarazada; faltando 20 días para la fecha del parto, se hinchó y le diagnosticaron preeclampsia. El mismo día le hicieron cesárea. Su bebecita nació bien, es linda y saludable. Paulina se repuso rápidamente del parto anticipado y, dos meses después, está plenamente restablecida. Ana también tiene 20 años, también estaba embarazada y también le diagnosticaron preeclampsia el 7 de diciembre, también a unos días de su fecha de parto. Estuvo hospitalizada pero "se deshinchó, y la mandaron para la casa", el médico dijo que no la operaba y que tenía que esperar el parto normal. Una semana después fue la de Troya, "se hinchó más y ni reconocía a la gente". La llevaron para el hospital en donde la atendieron "por el Sisbén", insistiendo que iba para parto normal. Normal. ¿Quién sabe? pero sí, fue por vía vaginal y demorado. Total: Ana pasó tres días en la UCI; la bebé pasó de un útero ya no seguro a una deshumanizada UCI; con menos de ocho días de vida extra uterina ya tuvo siete cirugías o procedimientos y "el médico dice que hay que esperar, todo puede pasar a cualquier momento y no garantiza nada…" ¿Quién explicará estas dos vidas afectadas por deficiencia médica? Necesito también que alguien me explique por qué bebés que llegan a esta vida con problemas al nacer – congénitos o debidos a una mala atención del parto- terminan retenidos en el hospital, del que no pueden salir hasta cuando sus papás paguen la cuenta. ¿No es que la atención médica de todos los menores de dos años es gratuita?


Por cuestión de espacio, mis votos de dinero y amor quedan pendientes para la próxima semana.


Feliz Navidad, a pesar de todo.

Autor:
Christiane Lelievre
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad