Publicidad
Lun Sep 25 2017
19ºC
Actualizado 09:17 am
Jueves 26 de Abril de 2012 - 12:01 AM

FIB vs PIB

Columnista: Christiane Lelievre

El índice de FIB - felicidad interna bruta - es un concepto interesante que algunos dirigentes de estados tratan de anteponer al más conocido PIB, producto interno bruto, que mide el desarrollo económico de las naciones. Este evalúa la posición del país en la economía mundial de mercado, sin ser sinónimo de felicidad y bienestar para su población. Al contrario, con frecuencia este supuesto desarrollo se obtiene a costa de los índices de prosperidad de la mayoría de la población y beneficia solamente a una privilegiada mayoría, además de hipotecar el futuro ambiental de la región. La pregunta recurrente y no resuelta es: ¿de qué sirve tener la economía con viento en popa, si la gente está mal?

La percepción de la felicidad es bastante subjetiva, aún así hay consenso acerca de algunos parámetros a tener en cuenta cuando se trata  de medirla. El reino de Bután no es ningún paraíso, pero se dio a conocer por una novedosa propuesta de preocuparse por hacer feliz a sus ciudadanos (incluyendo las ciudadanas) y un intento creativo de “medir la felicidad”.

Lo novedoso, además de preocuparse por el estado de ánimo y salud de los ciudadanos, consiste también en  reconocer que el desarrollo económico no lo es todo y no garantiza el feliz desarrollo de una población. El reino de Bután le da prelación al desarrollo sostenible, amable con el ambiente y con equidad de género – que lo haya logrado, no nos consta, pero vale la intención y preocupación.

Importa que otras naciones se ocupen de lo mismo. Importa entender – y remediar- que PIB no equivale a FIB y que el desarrollo económico de un país o una región bien ubicada en el ranking capitalista, no es garantía de desarrollo humano, justo y sostenible. El crecimiento económico es importante, pero no puede ser la principal variable a considerar a la hora de medir los avances de las naciones.

El primer Informe Mundial sobre Felicidad de la ONU indica que la percepción de la felicidad no está directamente  ligada a la riqueza convencional... Sin embargo, en el ranking mundial entre 187 países, los “menos felices”  pertenecen a la África sub sahariana (más pobre) y los supuestamente más felices habitan el norte de Europa, más desarrollado… Estos resultados tienen en cuenta factores que incluyen ingresos, educación, salud, expectativa de vida, economía, igualdad de género y sostenibilidad

Autor:
Christiane Lelievre
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (2 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad