Publicidad
Mié Sep 20 2017
21ºC
Actualizado 10:15 am
Domingo 06 de Agosto de 2017 - 12:01 AM

¿Y en Santander?

Columnista: Diana Giraldo

El escándalo de corrupción de Odebrecht ha dejado al descubierto cómo la gran mafia conformada por contratistas, políticos y funcionarios llegó a pagar, entre 2010 y 2015, $84.000 millones en coimas, para obtener la concesión de la Ruta del Sol Tramo II y la adición Ocaña-Gamarra. Estas pesquisas han llevado a que la Fiscalía tenga ya bajo la lupa a los senadores Bernardo ‘Ñoño’ Elías, Musa Besaile, Plinio Olano y Antonio Guerra de la Espriella; al representante a la Cámara Ciro Rodríguez; al viceministro de Transporte Gabriel García y al exdirector de la ANI Fernando Andrade, además de otros empresarios.

El caso Odebrecht devela un claro acuerdo de contratistas, Gobierno y políticos regionales, para entregar a la multinacional brasilera la corrupta contratación. ¿Pero será que ningún político o funcionario santandereano hizo parte de este gran andamiaje criminal? De los 528 kilómetros que conformaban el Tramo II, 240 kilómetros debían ejecutarse en territorio santandereano. Así mismo, fue Cormagdalena, entidad que tiene su oficina principal en Barrancabermeja, quien suscribió el contrato de recuperación del río Magdalena con Navelena, un concesionario conformado en un 87% por Odebrecht y 13% por Valorcon, cuya caducidad fue decretada en abril pasado, tras los escándalos de corrupción. La multinacional brasilera reconoció que había pagado millonarios sobornos para ganar contratos no solo en Colombia, sino en el mundo. ¿Será que a pesar de que Odebrecht tuvo una injerencia directa en nuestro departamento ningún político ni contratista tuvo que ver en esto? ¿Será que mientras todos saben que en Santander hasta una OPS tiene que llevar el visto bueno de los líderes políticos de la región, nada tuvieron que ver con estas multimillonarias contrataciones? Esperemos que la Fiscalía siga revelando los nombres de aquellos que han hecho de la contratación pública su fuente de enriquecimiento. Porque lo de Odebrecht es solo una muestra de cómo se mueve toda la contratación en el país. Y Santander no es para nada ajeno a estas mafias.

Autor:
Diana Giraldo
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (2 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad