Publicidad
Dom Nov 19 2017
23ºC
Actualizado 02:45 pm
Domingo 13 de Agosto de 2017 - 12:01 AM

Como una tienda

Columnista: Diana Giraldo

Cuando Didier Tavera asumió la Gobernación hizo una promesa: destapar la caja de Pandora de Panachi y contarles a los santandereanos lo que siempre quisimos saber, cómo se manejaron durante todos estos años los millonarios recursos destinados a esta Corporación.

Mientras la auditoría de la Gobernación avanza y la Contraloría y la Procuraduría impulsan sus investigaciones, algo quedó ya muy claro: Panachi se manejó durante años como una tienda de barrio. Lejos de ser una entidad especializada, con parámetros de excelencia y con la seriedad que administrar estos millonarios recursos requería, en Panachi se presentaron “informalidades” inadmisibles en una corporación de esta envergadura.

Según estas investigaciones, se detectaron fallas en el software de validación de boletería de entrada al parque, de forma tal que no hay cifras confiables de las personas que realmente ingresaban; no había control del ingreso de vehículos; el exdirector Daniel Valencia tenía un sobresueldo cuyo origen nadie ha podido explicar; la empresa que maneja el parqueadero de El Santísimo fue creada pocos días antes de recibir este contrato, y sigue un largo etcétera. Los hallazgos son tan inconcebibles, que se determinó que algunos de los dineros recaudados en taquilla fueron entregados en efectivo a empleados de la corporación. Y al preguntar si se llevaba un control sobre este dinero, se manifestó que se hacía en un cuaderno, que sencillamente “se perdió”.

Pero más allá de revelar estos pobres manejos administrativos, la Justicia debe aclarar quién se favoreció con ellos y qué tanta participación tuvieron el excoronel Hugo Aguilar y su hijo Richard, pues siempre se ha dicho que Panachi era el bastión de los Aguilar. ¿Acaso alguien olvida que Carlos Fernando Sánchez, director de Panachi durante 10 años, era el candidato a la Gobernación de Hugo? ¿Se financió esta campaña con dineros de Panachi? ¿Hay alguna relación entre la fortuna del coronel y el manejo de la corporación? ¿Son los parques realmente rentables? Esas son algunas de las respuestas que esperamos.

Fueron cerca de $131 mil millones de regalías invertidas en Panachi. Lo suficiente para haber construido hospitales, vías y acueductos, que terminaron manejados como una caja menor. La pregunta es ¿de quién?

Autor:
Diana Giraldo
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (2 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad