Publicidad
Sáb Dic 16 2017
20ºC
Actualizado 05:58 pm
Domingo 24 de Septiembre de 2017 - 12:01 AM

Una Alcaldía muda

Columnista: Diana Giraldo

Nadie duda de los aciertos de la alcaldía de Bucaramanga, en cabeza de Rodolfo Hernández, en la lucha contra la corrupción, los proponentes únicos y las corbatas. Y aunque sea impopular, la decisión de imponer los cepos es al menos una medida decidida para acabar con la práctica del mal parqueo, responsable de gran parte del caos vial. Pero más allá de estas actuaciones, la Alcaldía de Bucaramanga luce como un ente incapaz de ejecutar y esto, en gran parte se debe a que es una administración muda a la hora de comunicar sus logros.

Si bien en el balance muchas de las propuestas de la alcaldía están aún en desarrollo, se han hecho cosas, pero los ciudadanos ni se enteran. Por ejemplo, se adelantó una labor de recuperación de parques; se destinaron $1.499 millones a arreglar salones comunales en los barrios el Rocío, Porvenir, Provenza y Santander que ya están en uso; se salvó Acualago; se recuperó la difícil zona de El Tierrero; se pondrán al servicio de la ciudad varias ludotecas; se trabaja en la recuperación de los centros de salud, etc. Pero nada de eso trasciende, porque es una administración incapaz de comunicar.

Es como si la Alcaldía hubiera decidido que para hablar con la comunidad le bastan las redes sociales, pero ¿y la gran mayoría de ciudadanos que no tiene acceso?

El ejemplo más triste, y a la vez más diciente de lo que ocurre, fue lo sucedido con la Feria de Bucaramanga. Una feria bien organizada, que pasó sin pena ni gloria, porque sencillamente la ciudad ni se enteró. La desconexión en la comunicación fue tal, que al finalizar el Festival de las Colonias, se hizo una quema en la plaza cívica Luis Carlos Galán como parte del cierre. Pero ni siquiera los medios sabían, y como había bomberos, fuego y aglomeración, un periodista de un canal de televisión informó alarmado que se trataba de un incendio. Los argentinos sin duda son muy buenos en manejar la imagen de un Alcalde que la ciudad quiere, pero parece que el diálogo entre un mandatario y su ciudad es definitivamente otra cosa.

Autor:
Diana Giraldo
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (3 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad