Sábado 08 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

El columnista anónimo

Columnista: Diva Criado

Lo primero que una aprende como periodista es a definir el oficio como una forma de comunicar a la sociedad hechos de interés informativo, su quehacer debe ser crítico, serio y responsable. Periodísticamente hablando, la utilización de fuentes anónimas representa un problema, pero son imprescindibles para conocer la verdad sobre asuntos que pretenden mantenerse ocultos. Los periodistas no están obligados a revelar sus fuentes.

Viene esto a cuento, por el artículo de opinión sin firma, publicado este miércoles en The New York Times, que ha desatado una tormenta política y la ira del mandatario estadounidense, que aprovechó el hecho para arremeter contra los medios informativos calificándolos de enemigos del pueblo.

La columna que llega un día después de la publicación de fragmentos del libro ‘Fear’ (miedo), que el periodista Bob Woodward escribió sobre Trump, ha convertido a la Casa Blanca en una verdadera cacería de brujas, todos los funcionarios están bajo sospecha. Identificar al anónimo columnista, calificado como un alto funcionario de la administración, es un reto para el mandatario. Pero el texto, titulado ‘Yo soy parte de la resistencia interna de la Administración Trump’, ha tenido un enorme impacto global. Y no es para menos, el debate político y social tras la publicación del artículo es de una trascendencia inquietante desde el punto de vista informativo. Aparte de ser demoledor, el autor devela hechos sorprendentes: “La raíz del problema es la falta de moral del Presidente. Cualquier persona que trabaje con él sabe que no está anclado a ningún principio básico discernible que guíe la forma en que toma decisiones”.

Hay que decir que gran parte del artículo se refiere a la forma como Trump maneja las relaciones internacionales por ejemplo con Rusia o Siria, entre otros. El autor concluye que parte del equipo consideró seriamente la posibilidad de activar el mecanismo constitucional de destitución por su incapacidad.

El escrito avalado por The NY Times explica en el encabezamiento que conoce la identidad del columnista y que tomó la decisión inusual de publicar la columna de opinión anónima a petición del autor para protegerlo. También justifica el anonimato para ofrecer una perspectiva importante a los lectores.

Como colofón, la fuente es un dato fundamental a la hora de valorar la solvencia y relevancia de la información. Con ese conocimiento el periódico no tenía otra salida diferente a publicarla.

Autor:
Diva Criado
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad