Sábado 22 de Noviembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Donaldo Ortiz Latorre
Patrocinado por:
Lunes 28 de Enero de 2013 - 12:01 AM

Crónica (I)

Autor: Donaldo Ortiz Latorre
Mi nombre, es Pedro Gómez Vásquez, cédula de ciudadanía 91.310.400 de Bucaramanga, soy de Cimitarra, de profesión vendedor ambulante y llevo 14 años en este oficio difícil, pero que me da la libertad que me gusta, porque no hay como trabajar en la calle.

Soy separado y ahora vivo con otra mujer que llegó desplazada (a ella, les cuento, sí le dieron casa), aunque creo que con ella no voy a durar mucho porque solo le interesa la plata. Lo poquito que hago al día a día me lo pide y el resto me lo jarto. Así somos casi todos, gastadores de zapatos pues solo me duran 15 días los zapatos chinos que me dan muchas veces como forma de pago y también, gastadores de nuestra salud. Hace poco estuve hospitalizado 3 días en el Hospital del Norte, dizque con un coma diabético por tanta bebedera de trago. Desordenados e indisciplinados. Eso somos y también, jodidos. No me cambio el apellido para ser de mejor familia.

¿Qué cómo llegué a este oficio? De lo bruto que fui para el estudio. No más, y, de lo “caspa” que era para todo. Mis hermanos en cambio algo estudiaron y trabajan como los pobres, pero trabajan y ganan sueldo fijo. Cosa que me alegra. Yo no. Mi oficio no es: “bajo señor” (me acuerdo de Lazarillo de Tormes cuando cita esa frase: “es oficio muy vil y bajo” hablando del oficio de pregonero). “Pero básicamente soy un vendedor y subastador de toda clase de objetos”, dice.

Yo, Pedro Gómez Vásquez, llegué de vendedor a Bucaramanga porque corría la “bola” y era cierto, que aquí, unos concejales feriaban las calles y que si uno pagaba una “cuota” le daban un espacio para vender mercancía que además, nos la vendían y siguen vendiéndonosla los “paisas”. Así los llaman. A ellos les compramos cien mil pesos en mercancía diariamente y todos los días les tenemos que pagar el 10%, chupan más que unas sanguijuelas. Es lo que llaman el “gota gota” y toca pagarles o si no lo cascan a uno o lo “pelan”. Es una forma de decir que lo despachan a uno al otro barrio. Por eso llegué aquí y aquí estoy o aquí me quedo, copiando a un ex presidente chistoso que tuvo este país.

Si me lo pregunta, creo que somos unos 4 mil vendiendo y revendiendo chucherías…..
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (9 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones