Publicidad
Sáb Oct 21 2017
21ºC
Actualizado 07:53 pm
Lunes 05 de Diciembre de 2011 - 12:01 AM

El tren y la vías en Santander

Columnista: Donaldo Ortiz Latorre

Señor Presidente


Juan Manuel Santos


Señor Ministro de Transporte


Germán Cardona


Señor Gobernador de Santander elegido


Richard Aguilar Villa


Senadores y Representantes de Santander


Santander está tapiado por fuera y también por dentro, no tiene salidas ni entradas y no son solamente malas, sino pésimas sus vías terrestres, ustedes lo saben; no es un misterio. Las carreteras que existen, no funcionan ni cumplen su cometido porque fueron mal diseñadas y terminaron con los años, afectadas y aislándonos del resto del país y sobre todo aislándonos de Venezuela, país con el que tenemos nuestro comercio más importante y definitivo para nuestra existencia como región y como grupo humano. Las vías no sirven señor Presidente, ni la de la Costa, ni la de Barrancabermeja que es una trocha, ni la de Cúcuta (que lo es también), para no hablar de las secundarias como la de García Rovira que todos prometen hacerla antes de ser elegidos y que nunca terminan, pero que ha sido un "caballito de batalla" en las elecciones. "50 años", sin una carreta decente en esa región.


Estamos ya en el siglo XXI y vivimos como vivían nuestros abuelos a finales del siglo XIX, rogando pacíficamente para que se nos construyan carreteras que permitan a nuestros pueblos, tener un desarrollo acorde con los tiempos, y los tiempos para nosotros no han sido generosos ni los vientos de la fortuna nos han sido favorables.


Hay la posibilidad (remota o no) de construir por el Alto del Escorial - una carretera ya trazada y con terrenos comprados, que nunca se hizo por culpa de algunos de nosotros y por culpa del alto gobierno- un Tren de altura, un tren que nos permita a nosotros y de paso a Venezuela sacar nuestros 3.500 productos y a ellos llegar al Pacífico. Construir un tren es más económico, más ecológico, más rápido y de paso se vuelve esa zona un área de turismo de altura. La ingeniería actualmente no tiene límites, es capaz de hacer, apoyada por la tecnología, cualquier cosa. Entonces, no nos salgan con el cuento que no se puede. Lo que no se puede es insistir en la doble calzada Bucaramanga-Cúcuta, ni en la carretera a Barrancabermeja sin variante. Esas son costosas e interminables. Los chinos son capaces de hacer las vías férreas y de construir el tren del Alto del Escorial. Dirigentes tómense en serio. El ministro ya conoce el tema porque el representante Mario Suárez Flórez se lo planteó.

Autor:
Donaldo Ortiz Latorre
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (18 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad