Viernes 24 de Octubre de 2014
Publicidad
Publicidad
Edmundo Gavassa Villamizar
Patrocinado por:
Martes 06 de Agosto de 2013 - 12:01 AM

Personaje que conocí, Juan Pablo II

Autor: Edmundo Gavassa Villamizar

Con motivo de la visita que hizo a Bucaramanga el Santo Padre el 31 de mayo de 1986, el gobernador Álvaro Cala Hederich nos hizo el honor de encargarnos las Relaciones Públicas y Comunicaciones del evento.

El comité Ejecutivo estuvo integrado por Monseñor Isaías Duarte Cancino, el Coronel Daniel E. García, el Coronel Carlos A .Ardila, Sofía Camargo de Liévano, Ricaurte Becerra, Luis Francisco Durán, Hernando Amaya M., Antonio José Díaz, Eduardo Remolina Ordoñez, Juan José Reyes Peña, y el padre Jorge Lozano Zafra, hoy obispo de Ocaña.

Recibimos cerca de 500 periodistas nacionales e internacionales. Preparamos 500 máquinas de escribir, 500 escritorios y un sinnúmero de líneas telefónicas. El hangar del antiguo aeropuerto Gómez Niño sirvió de albergue para los comunicadores. No existían Internet, ni los teléfonos celulares. Con la nueva tecnología no hubiera sido necesario semejante movilización.

Estuvimos cerca del Pontífice en varias ocasiones; de acuerdo al protocolo no debíamos dirigir la palabra al personaje a no ser que él tomara la iniciativa. En el aeropuerto lo vimos por primera vez en la escalerilla del avión. Junto al helicóptero que lo llevaría al seminario pudimos estrecharle la mano.

El momento más emocionante fue debajo del templete en donde se había instalado un baño. Allí se refrescó y al salir pidió una bebida que los del séquito le tenían preparada. Nos tomó del brazo y nos dio la bendición. Pudimos utilizar nuestro escaso vocabulario italiano para el intercambio de algunas palabras de saludo. Durante el recorrido por la Ciudadela estuvimos muy cerca pero con la debida prudencia de la cual habíamos sido advertidos.

Debo confesar que al ver al Papa sentimos un nudo en la garganta pues el Pontífice irradiaba una energía extraña que nos quedó grabada para el resto de la vida. Su mirada penetrante nos dejó perplejos. Hoy, la iglesia pretende llevarlo a los altares.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (1 vote)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones