Martes 12 de Diciembre de 2017 - 12:01 AM

Desavenencias hacia el general Santander

Columnista: Edmundo Gavassa Villamizar

Desde 1823 hasta nuestros días, “salta la liebre”, como dijo uno de los descendientes del ilustre Prócer, en algunos historiadores, con venenosa odiosidad de acérrimos enemigos del llamado “Hombre de las Leyes”. Basta leer a Laureano Gómez Castro, Fernando González, Víctor Paz, Indalecio Liévano y Eduardo Lemetre

Hacia 1825 empezaron campaña algunos bolivarianos encabezados por Urdaneta para urdir desavenencias contra Santander y enredar la situación con Bolívar. Siete años después de la muerte del más grande de los americanos, hacia 1837, Santander publicó un libro de memorias sobre sus actuaciones públicas que abarcaba desde 1810 hasta el final de su mandato. Ese libro fue descalificado por muchos que solo pretendían opacar las actuaciones de tan ilustre colombiano.

Vale la pena recordar que Santander era oriundo de nuestro vecino departamento y que ambos fueron bautizados con justicia con su apellido. Rendimos homenaje a extranjeros y nos olvidamos que los nuestros también lograron éxitos militares y civiles. No se puede desconocer a ninguno de los héroes, todos merecen un sitial. Debemos ser justos y estudiar una y otra vez la vida y obra de Santander.

Con motivo de la celebración de los 150 años de fundación de la Universidad Nacional, en ninguno de los actos conmemorativos se mencionó a su fundador. La historia nos cuenta que Santander fue fundador de Universidades y Colegios y que gracias a él en la República la juventud comenzó a educarse. No entendemos aún porqué tanto descuido o mal querencia. Son pocos los colombianos que se han interesado por la educación de nuestro pueblo.

Necesitamos otro General Santander para que se interese por educar al pueblo, factor importante para un verdadero desarrollo de la nación. Un pueblo sin educación es un pueblo inculto, propenso para los gobiernos populistas tan de moda en la actualidad.

Apoyemos la educación.

Autor:
Edmundo Gavassa Villamizar
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad