Sábado 20 de Septiembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Edmundo Gavassa Villamizar
Patrocinado por:
Martes 03 de Mayo de 2011 - 12:01 AM

Otra versión de la muerte de Ricaurte

Autor: Edmundo Gavassa Villamizar

Cuando nos enseñaron en el colegio la materia de Historia Patria, siempre se nos dijo que Ricaurte había muerto víctima de la explosión del polvorín en la finca San Mateo. Pablo Victoria nos trae en su libro una nueva versión en la que indica que el Prócer no falleció en ese sitio sino en la retirada víctima de un lanzazo y un balazo; en la bajada de San Mateo huían con sus soldados, en donde les dieron alcance los realistas.


Parece que Ricaurte lo que hizo fue dejar una mecha lenta para provocar el estallido. Lo que debería haber hecho, según el historiador Victoria era dejar la mecha para cuando el enemigo estuviera dentro del polvorín, haberlo estallado. Recordemos la estrofa del himno que dice: "Ricaurte en San Mateo en átomos volando, deber antes que vida con llamas escribió".


Las revelaciones que hace Pablo Victoria pueden ser muy lógicas. Nos hemos dedicado a ensalzar al Libertador y olvidamos la parte humana del Genio. Como en toda guerra Bolívar mandó pasar por las armas a muchos de sus enemigos para poder controlar situaciones. Más de mil doscientos españoles murieron y tenía que ser así. "Vamos fusilando mientras llega la orden" tiene validez en una época de guerra de guerrillas.


El episodio lo narra Victoria así: La segunda batalla de San Mateo empezaba. Boves cargó impetuoso. Morales descendió de las estribaciones de la serranía directamente sobre el polvorín situado en la casa alta. Antonio Ricaurte era el neogranadino que estaba encargado de su custodia. Sí, el mismo Ricaurte que había traicionado al Nariño centralista en la batalla del alto de la Virgen el 2 de diciembre de 1812, cerca de Ventaquemada y quien en ese momento luchaba en las filas de otro centralista, Simón Bolívar. Es posible que quisiera reivindicarse de esa pesada carga que llevaba en su conciencia, pero otros lo hacen por él.


El heroico hizo bajar a sus hombres al trapiche y, quedándose solo en la casa, esperó la columna enemiga e hizo volar el polvorín donde estaba con realistas. "Tomé por asalto el trapiche de Bolívar y sus defensores se volaron", escribió Morales. Estas son las cosas que se publican en relación a nuestra historia.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (1 vote)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones