Publicidad
Dom Nov 19 2017
21ºC
Actualizado 10:50 am
Martes 11 de Octubre de 2011 - 12:01 AM

Elbanos en Suramérica

Columnista: Edmundo Gavassa Villamizar

La pequeñísima isla de Elba, perteneciente a Italia, está situada en el mar Tirreno. De allí partieron muchos jóvenes en la segunda mitad del siglo XIX hacia el nuevo mundo. Su tierra quedó atrás para buscar El Dorado y huir de las guerras que se sucedían en el viejo mundo. Varios grupos sacrificaron esa región llena de historia y de belleza para venir a buscar nuevos horizontes. Ha sido Elba un territorio con gente sencilla, honorable y laboriosa que la ha habitado por siempre. La primavera y el verano atraen gentes del mundo entero para disfrutar de la exhuberancia del paisaje y su tradición histórica proporcionada por Napoleón. Las poéticas rutas de la montaña se ven atestadas de agricultores, poetas, intelectuales, pescadores, artistas y turistas.


El azul del agua se confunde con el cielo ofreciendo un verdadero espectáculo sin fin. Livorno refleja por todas partes el verde de la naturaleza y el agua cristalina del mar en un ensueño de inspiración para los pintores y poetas que le cantan a la isla en todas sus manifestaciones. Desde el puerto de Marciana Marina salieron los 300 guerreros isleños que contribuyeron en la defensa de Troya.


El pillaje que otrora sucediera, hoy es un sitio de descanso, serenidad, lleno de armonía, paz y convivencia. Los escritores dicen que es un puerto ocre, verde y azul, síntesis de Elba. Osados jóvenes abandonaron el remanso para arriesgarse en un océano inmenso por el que su coterráneo Colón había surcado en viaje de esperanza y como fruto de sus sueños que con imaginación y fuerzas iban en busca del oro con el que tanto llenaron los españoles sus arcas. Les abrigaba las aventuras de la vida y la sorpresa que les depararía un nuevo universo.


No se sabe a ciencia cierta cuál fue el primer elbano que vino a América en el afán de descubrir lo nuevo para el mundo europeo. Lo cierto es que llegaron a Venezuela por el puerto de Maracaibo para luego expandirse lentamente por nuestro territorio. La ruta trazada fue: Maracaibo, Mérida, San Cristóbal, Cúcuta, Pamplona, Bucaramanga y Bogotá. Otras ciudades intermedias dieron albergue a muchos italianos que dejaron sus raíces en nuestro suelo.

Autor:
Edmundo Gavassa Villamizar
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (2 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad