Publicidad
Sáb Oct 21 2017
25ºC
Actualizado 11:40 am
Martes 27 de Diciembre de 2011 - 12:01 AM

Al oído del nuevo Alcalde (I)

Columnista: Edmundo Gavassa Villamizar

Hemos dicho muchas veces que los parques de la ciudad requieren el servicio de parqueros. Otrora cada parque tenía un responsable del mantenimiento y limpieza, lo que hizo que Bucaramanga adquiriera el título de La Ciudad de los Parques. El parquero vivía pendiente no solo de barrer, sino de podar los arbustos y además vigilar el comportamiento de los ciudadanos. El policía era un agente amigo de los niños con quienes jugaba e instruía en cuestiones cívicas.


Debemos volver por esas épocas, para salvar los jardines que adornan la ciudad. Todos los parques deben tener los siguientes elementos: sillas muy bien diseñadas para los emboladores, kioscos para la venta de periódicos, revistas, dulce y otros. Cada adjudicatario tiene que mantener el sitio totalmente limpio. Baños públicos son necesarios y existen en todos los sitios en donde hay aglomeración de gente. Las fuentes de agua son el mejor atractivo; en nuestro medio las hemos eliminado completamente.


Loor por las fuentes del Hotel Chicamocha, Cabecera y pare de contar. Las del Parque del Agua son bellísimas y por fortuna tienen mantenimiento. ¿Qué pasó con la del Estadio? Era muy linda y tenía juego de luces de colores. ¿Por qué no se ha reinstalado la del Parque Antonia Santos? En una Asamblea del Acueducto se convino que la empresa pondría a funcionar todas las fuentes por su cuenta, como contraprestación a los usuarios del servicio de agua que todos pagamos sagradamente.


¿Qué paso con la fuente de Colseguros construida en terrenos de la nación? La del Parque Santander, que había donado la Compañía del Acueducto, desapareció, para darle paso a una mole de cemento. Ojalá que la nueva obra nos traiga una verdadera fuente donde el agua sea el atractivo. Vale la pena buscar más sitios para que Bucaramanga vuelva a ser un atractivo no solo para los turistas, sino para nosotros mismos.


Quienes han tenido la fortuna de viajar por el mundo saben bien que las fuentes de agua son las que le dan cierto carácter a las ciudades. Existen en el mundo por años, sin las que se modifiquen. Los parques nunca se deben remodelar, lo que se debe es mantenerlos. Esa es la gran falla de nuestra administración. Construyen obras y las abandonan por la falta de seguimiento permanente.


Tenemos noticia que la Alcaldía gasta miles de millones de pesos en los parques, sin que se vea el resultado. Ojalá el señor Alcalde haga algo por el mantenimiento permanente, no solo de los jardines llamados parques, sino de todas las zonas verdes que posee la ciudad.

Autor:
Edmundo Gavassa Villamizar
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad