Publicidad
Mié Sep 20 2017
22ºC
Actualizado 05:51 am
Martes 31 de Enero de 2012 - 12:01 AM

El vendedor ambulante

Columnista: Edmundo Gavassa Villamizar

Problema que persiste y sin aparente solución. En muchas ciudades importantes del mundo se presenta la misma anomalía, la cual ha sido resuelta satisfactoriamente. Por eso le hemos insinuado a varios alcaldes las posibles soluciones, pero no hemos sido escuchados. Todas las alternativas se han dado y lo único que tenemos que hacer es copiar de los demás y no devanarnos la cabeza con decisiones tomadas por otras autoridades.
En Barcelona, en “Las Ramblas”, que es una de las calles principales, están concentrados los artistas, filatelistas, músicos, pintores, numismáticos, floristas, fruteros y hasta una vendedora de obleas oriunda de nuestra ciudad. Todos agrupados conforman un atractivo turístico. Aquí en el Paseo del Comercio se podrá hacer algo similar y mejoraría la imagen de Bucaramanga.
En alguna población de Florida, Estados Unidos, existe un centro comercial parecido a la Plaza San Mateo, en donde albergan a todos los latinos que llegaron sin mayor ocupación. En este sitio funciona, para atraer a los compradores, una especie de Media Torta. El municipio subsidia a los artistas callejeros que hacen sus actuaciones acompañados por orquestas y grupos musicales. Podemos imitar ese modelo publicitario. Todo artista que llega a la ciudad, a manera de tributo, debe hacer presentaciones gratuitas.
La calle Washington en Boston, otrora de paso de vehículos, se ha convertido en sitio turístico con comercio organizado. En Chile las ventas de flores y frutas tienen sus sitios y nadie sale de la zona demarcada. En Medellín están, en la Plaza de Berrío, las ventas de lotería, en mesitas diseñadas para ese negocio. La solución para Bucaramanga es producir el mismo efecto y así se resolvería de una vez poner término a este flagelo.
No debemos seguir persiguiendo a los vendedores ambulantes que se han convertido en comerciantes. Esas ventas son ahora almacén con estante y vitrina de exposición. El Paseo del Comercio sería lugar propicio para imitar lo visto en Barcelona. La carrera 16 por citar alguna puede ser sitio de otro tipo de ventas; carretillas bien diseñadas mejorarían la situación económica de muchas familias que tienen el sustento con este tipo de negocios, sin turbar el orden público.

Autor:
Edmundo Gavassa Villamizar
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad