Publicidad
Lun Ago 21 2017
21ºC
Actualizado 05:57 pm
Martes 14 de Febrero de 2012 - 12:01 AM

Los 80 años de Antonio Cacua Prada

Columnista: Edmundo Gavassa Villamizar

Llega a tan codiciada edad como un verdadero roble, con plena actividad intelectual y un físico envidiable. Nuestra acendrada amistad comenzó a finales de la década de los años 50, cuando se desempeñó como Secretario de Gobierno de Santander en la Administración del Gobernador Samuel Arango Reyes.


Desde muy joven se vinculó a la Casa Gómez donde fue confidente y amigo personal del expresidente de la Nación, Laureano Gómez Castro. Colaborador en periódicos, revistas nacionales y extranjeras, luego inició su largo peregrinaje por la historia que tradujo hasta la fecha en más de cien libros, todos dedicados a personajes de nuestra patria, muchos ya olvidados para siempre.


Miembro de Academias de Historia y de la Lengua. Pertenece a innumerables asociaciones históricas que reconocen en él a un hombre erudito. Conferenciante elocuente en las principales universidades hispanoamericanas y de Europa donde es invitado frecuentemente. Amigo incomparable de lejanas épocas con quién compartimos conversaciones amenas con personajes de su afecto como el Maestro Germán Arciniegas, Presidentes de la República, Ministros y Diplomáticos, todos de gran valía, así como escritores y políticos de la altura moral de Alvaro Gómez Hurtado.


Nació en San Andrés, Santander, el 11 de febrero de 1932, hijo de Don Pedro Cacua Jaimes, boticario del pueblo, pleno de virtud cívica, defensor de la salud preventiva y de la matrona María Edilia Prada, maestra de escuela, fundadora y directora del periódico "El Escolar".


Inició sus estudios en el Instituto de los Padres Eudistas de San José de Miranda, Santander, pasó algún tiempo en los claustros del Seminario Menor de la Nueva Pamplona regentado por Monseñor Rafael Afanador y Cadena donde aprendió latín y griego; estudió la lengua materna, sus profundidades y su literatura española, una de las más ricas del mundo; concluyó su bachillerato en el Externado Nacional Camilo Torres de Bogotá.


Doctor en Ciencias Económicas y Jurídicas en la Universidad Javeriana, se especializó en Derecho Laboral, en Ciencias de la Comunicación y en Derecho Internacional para proseguir en investigación histórica. El 20 de julio de 1984 toma posesión como Presidente de la Academia de Historia de Santander y pronuncia el Discurso de Orden: "Volvamos a la enseñanza de la Historia de Colombia". Para Isabelita y su prole nuestro afecto en este día tan importante en la vida de una familia como la de nuestro dilecto y afable Antonio.

Autor:
Edmundo Gavassa Villamizar
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad