Publicidad
Publicidad
Dom 26 de Abr de 2015
24ºC
Actualizado 10:42 am
Viernes 14 de Diciembre de 2012 - 12:01 AM

Venezuela descarrilada

El presidente Chávez y su equipo de colaboradores le mintieron al país entero al que llevaron a unas elecciones para reelegir al mandatario afirmando que el Presidente se encontraba curado y que “habría Chávez para rato” y que todo lo que se llegara a afirmar al contrario no era más que una patraña de la oposición y una mentira de la oligarquía.

Pues bien, los hechos inmediatos demostraron que el Presidente estaba con una enfermedad avanzada y con un pronóstico reservado sobre su recuperación.

Tan inminente era el veredicto que su cuarta cirugía se programó una vez cantada la victoria de la reelección y ahora se anuncia que muy probablemente ni siquiera podrá posesionarse para el periodo de seis años que se inicia el próximo 10 de enero.

Qué irresponsabilidad haber llevado al pueblo venezolano a este estado de cosas, en donde todo hace pensar que el que fue capaz de mentir de una manera tan descarada, será capaz también de poner en práctica todas las acciones perversas posibles.

Chávez quiso sumergirse dentro de un sentimiento religioso para pedirle a su pueblo que rece por él y que acoja a quien acaba de señalar como su Vicepresidente para que lo reemplace en el poder. Apenas saliendo del aeropuerto transmitió el mensaje y a estas alturas todo es hermético sobre su estado real; el mismo hermetismo que se guardó sobre su diagnóstico que nunca se quiso revelar, demostrando lo que en verdad era: una perversa intención.

Los venezolanos a estas alturas no saben qué hacer y esa incertidumbre genera parálisis, desconcierto, frustración y un sentimiento de engaño que conduce a la desesperanza frente al escenario de pobreza y violencia que se tiene.

¿Por qué de una vez por todas no se hace público su diagnóstico y se informa sobre las consecuencias reales? El engaño no se puede prolongar diciendo simplemente que hay que orar para que todo salga bien.

Los venezolanos tienen que prepararse responsablemente para lo que viene después de esta tragedia, y lo tienen que hacer con la información suficiente sobre el panorama que existe, para poder estar en condiciones de evolucionar frente a la desgracia. ¿El antiguo conductor de bus, será la persona indicada para conducir ahora a Venezuela?

Autor:
Eduardo Duran
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (7 votos)
Otras columnas
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad