Publicidad
Vie Nov 24 2017
22ºC
Actualizado 04:00 pm
Viernes 11 de Agosto de 2017 - 12:01 AM

Una insistencia necesaria

Columnista: Eduardo Duran

El nuevo ministro de Transporte, Germán Cardona, sabe bastante del tema. Fue quien inició el programa de las 4G, correspondiéndole estructurar los primeros proyectos. En ese entonces decía que no había que tenerles miedo a los viaductos, a las dobles calzadas ni a los túneles, porque la infraestructura del país los requería.

Con estos criterios se diseñaron muchos proyectos en todas las regiones del país, entre ellos los del oriente colombiano como la vía Zipaquirá – Bucaramanga, la autopista a Barrancabermeja y la vía a Cúcuta.

Pasaron un par de años y ahora esos proyectos se han recortado, en los que las dobles calzadas apenas van a cubrir pequeños tramos y en el resto se van a utilizar carriles de adelantamiento.

Realmente eso no fue lo que se anunció ni lo que se quería. La razón que se adujo fue la de la necesidad de recortar presupuestos ante la caída de los precios del petróleo y la desaceleración de la economía, argumento que no guarda proporciones, pues lo que vemos es que los proyectos de otras regiones como Antioquia, la Costa Atlántica, el Pacífico y el Centro del país continuaron iguales. Además la reforma tributaria estaba llamada a proporcionar los recursos faltantes.

Nuestra región debe dar una nueva batalla para que no se permita el cambio de especificaciones de los proyectos anunciados. Bucaramanga, el centro del Oriente Colombiano, no tiene ríos navegables, tampoco mar, y desde luego no cuenta tampoco con sistema de ferrocarril. La única opción de un transporte es la carretera y lo que vemos es que las actuales ya se encuentran saturadas y estarán muy lejos de poder ser las alternativas de comunicación y transporte rápido y eficiente hacia el futuro.

La falta de presión de nuestra clase dirigente hace que siempre perdamos frente a las demás regiones y eso no puede ser justo, pues no significa otra cosa que perder competitividad.

La región de Santander ofrece un alto nivel productivo y fuera de eso el despertar del turismo ha significado que nuestras carreteras se congestionen en alto gado los fines de semana y en las temporadas de vacaciones. El corredor Bucaramanga – Socorro es aterrador por el flujo vehicular y de carga, y lo mismo está ocurriendo con la vía a Barancabermeja. Fuera de eso, si no hacemos de una vez una vía competitiva y de buenos estándares con Cúcuta, el comercio con Venezuela nunca se podrá lograr

Autor:
Eduardo Duran
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad