Publicidad
Lun Nov 20 2017
20ºC
Actualizado 07:09 pm
Viernes 29 de Septiembre de 2017 - 12:01 AM

El caos en las calles

Columnista: Eduardo Duran

5,6 millones de carros y motos transitan por las calles de las ciudades colombianas sin que tengan la revisión técnicomecánica. Una cifra que debe estremecer a cualquiera, y que representa el 54% del parque automotor, que sin duda es una de las principales causas del caos de congestión y de contaminación que contemplamos dolorosamente en las maltratadas urbes de nuestro país.

Con esta cifra podemos comprender fácilmente porqué ocurren tantos trancones en las calles y porqué las demoras de desplazamiento, cuando es fácil deducir que la mayoría de los vehículos se encuentran en mal estado y propensos a que en cualquier momento queden inmovilizados, seguramente atravesados, por fallas mecánicas perturbando de esta manera el normal flujo que deben tener, las por lo general estrechas y escasas calles, para estar en capacidad de atender su enorme utilización.

Pero encontramos también en este dato la enorme ineficiencia de las autoridades de tránsito, que no están en condiciones de exigir el cumplimiento de las normas mínimas para circular un automotor, en donde es claro observar que aquí va implícito el elemento de la corrupción, cuando es fácil contemplar en las calles a las propias autoridades exigiendo coimas para permitir el paso de los vehículos que no cumplen con los requisitos que exige la ley.

Y a todo esto se suma el impacto en el medio ambiente, pues un vehículo con fallas mecánicas por lo general resulta ser un elemento con una buena dosis de capacidad de contaminación, que termina afectando la salud y los demás elementos de la calidad de vida de todos los habitantes.

Una cifra como esta es vergonzosa, deja muy mal paradas a las autoridades y significa para el ciudadano común la impotencia ante un Estado indolente, que no es capaz de cumplir con la misión que se le ha encomendado en un tema tan extremadamente sensible.

Ojalá este estado de cosas ya cuantificadas, provoque una reacción positiva que permita atenuar semejante impacto negativo que se está presentando en la población en general y que resulta ser una queja desesperada de todos los días.

Autor:
Eduardo Duran
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (2 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad