Publicidad
Mié Feb 21 2018
20ºC
Actualizado 09:52 pm
Viernes 05 de Enero de 2018 - 12:01 AM

Transformación

Columnista: Eduardo Duran

Todo fluye, todo cambia, todo se transforma. Lo que hay que definir son tres criterios: en qué forma, con cuáles herramientas y con qué velocidad. La realidad que tenemos en frente es que toda persona siempre tiene un esquema de alternativas para elegir en el camino: unas lentas, otras intermedias, otras veloces y audaces. Pero también unas concepciones sobre lo que se quiere: mantenerse, agregar algo o definitivamente abordar la transformación.

Solo los que piensan con este último criterio son los llamados a evolucionar, a crecer y por lo tanto a permanecer. Con todas las herramientas de la comunicación con que hoy cuenta el mundo, es fácil apreciar la dinámica del cambio. Cuando un producto apenas asoma con sus nuevas bondades, otro aparece de inmediato con nuevos ingredientes y con mayores atractivos, y ese más reciente tiene la capacidad de impactar, de sacudir, de arrebatar las preferencias. Así funcionan hoy los mercados dentro de un mundo globalizado.

Lo entendió Alemania y se puso al frente de la producción Europea; lo entendió Japón y se expandió por todo el mundo; lo entendió Corea y se volvió potencia y lo asimiló perfectamente el nuevo modelo de la China y ya le pisa los talones a la primera economía del mundo que es Estados Unidos. En esta época de año nuevo, cuando todos hacemos planes y prometemos cambios, y el panorama que tenemos en frente está lleno de incertidumbres y amenazas, bueno es hacer la reflexión sobre los interrogantes que plantea el primer párrafo de este escrito. Y aquí vale para todo, para lo personal, para lo familiar, para nuestro papel dentro de la sociedad. Somos los actores del mundo y cada quien debe diseñar su papel en el escenario en donde existen toda clase de protagonismos, desde los denominados extras o de relleno, hasta los verdaderamente protagónicos y esenciales que terminan siendo los que acreditan y venden la película.

La cinta comienza a rodar y ahí estamos todos para que vengan las definiciones individuales y para que ese protagonismo comience a expresarse con el mejor talento y con el mayor esfuerzo. He ahí el mensaje de esta columna para los lectores de este año que aborda sus primeros destellos, en donde se tendrá que decidir si efectivamente se quiere la transformación.

Autor:
Eduardo Duran
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (4 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad