Domingo 21 de Diciembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Eduardo Muñoz Serpa
Patrocinado por:
Martes 16 de Julio de 2013 - 12:01 AM

El precio de los medicamentos

Autor: Eduardo Muñoz Serpa

Como consecuencia de una cardiopatía que desde hace años me ‘acompaña’, debo tomar diariamente un ‘rosario’ de costosos medicamentos. Fuera de uno denominado Rasilez, que cuesta en las farmacias más de 400 mil pesos y dura solo una quincena, el resto de ellos le cuestan a mi flaco patrimonio entre 850 mil y 900 mil pesos mensualmente, según la farmacia donde los adquiera. ¿Cuánto cuestan en las droguerías de Venezuela, a excepción del Rasilez? El equivalente, en bolívares, a130 mil pesos. Precio similar tienen en Ecuador y en Panamá. ¿Puede tener eso justificación, razón de ser? Todo colombiano que enferme está condenado a arruinarse, a contrabandear o a morir al no tener con qué pagar sus medicamentos.

En Colombia hay un estúpido ente llamado Comisión Nacional de Precios de Medicamentos y Dispositivos Médicos, que dizque controla los precios de ellos. ¿Para qué sirve? Para proteger a los grandes laboratorios y coadyuvar al saqueo de los adormilados y sufridos colombianos.

Fanfarronamente, nos burlamos de las afugiasque viven los venezolanos, pero ¿sabemos cuál es nuestra realidad? Considero que no.

Cada vez que alguien denuncia públicamente el latrocinio que de los bolsillos de los colombianos hacen los laboratorios farmacéuticos, en lo que se ha destacado últimamente Juan Gossaín, pierde la partida ante el peso de la pauta publicitaria y el poder económico de éstos.

Cuando hace unos meses en el Congreso se ventiló tal tema, fue de ver las cascadas de dinero que gastaron los laboratorios en lobby para ‘cuadrar’ a los venales y mediocres parlamentarios y lograr que de allí no saliera nada que frenara el pillaje del que somos víctimas.

Y el gobierno, ¿qué hace? Nada, fuera de su insulso bla, bla, bla.

Así, desprotegidos, estamos condenados a arruinarnos día a día mientras engordamos el patrimonio de los grandes laboratorios farmacéuticos.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (4 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones