Publicidad
Jue Sep 21 2017
20ºC
Actualizado 10:00 pm
Martes 18 de Julio de 2017 - 12:01 AM

El Dorado y la improvisación

Columnista: Eduardo Muñoz Serpa

Algo es improvisado cuando se hace sin estudio, ni preparación. Eso han sido las reformas hechas al principal aeropuerto del país, al eje de la operación aérea de Colombia.

El Dorado fue construido en el gobierno de Gustavo Rojas Pinilla, diseñado cuando Bogotá tenía cerca de un millón de habitantes y sirvió debidamente hasta que la ciudad llegó a tener el actual número de residentes. Ante el alto número de usuarios, el crecimiento de la economía, del tráfico aéreo y el desarrollo de las comunicaciones, fue necesario adecuarlo y actualizarlo. Pero al hacerlo, campeó la improvisación.

En lugar de cumplir debidamente con la etapa de diseño y planificación, los diseños se iban ajustando a medida que avanzaba la construcción; en los aeropuertos, lo primero que se planifica y construye son las instalaciones para seguridad aérea y la última etapa es la construcción del sector comercial. Aquí procedieron al revés, dieron prioridad a la construcción del centro comercial y dejaron de último lo más importante, la torre de control y el centro de seguridad aérea.

Las baterías de baños que se construyeron son deficientes, insuficientes, mal ubicadas, mal dotadas. Por eso se ven filas de personas para hacer uso de tan esencial servicio.

En El Dorado se invirtieron más de 200 mil millones de pesos, más de 46 mil millones en tecnología que, afirman los expertos, no es la más desarrollada y tiene fallas.

Los baños en la torre de control quedan muy distantes del sitio donde trabajan los operadores aéreos; a El Dorado le falta la construcción de dos fases para obtener certificación categoría 3 y ya hablan de la construcción de El Dorado II entre Mosquera, Madrid y Facatativá.

En El Dorado no hay suficientes bomberos, ni operadores aéreos. Pese a ello, a los periodistas ‘les vendieron’ la idea de que es “la última Coca Cola del desierto”.

Autor:
Eduardo Muñoz Serpa
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad