Publicidad
Lun Feb 19 2018
21ºC
Actualizado 06:56 am
Lunes 29 de Enero de 2018 - 12:01 AM

Un daño patrimonial gigantesco

Columnista: Eduardo Parra Gómez

Este daño se remonta a la década de los sesenta del siglo pasado, cuando ya se disponía de los primeros estudios de factibilidad para la hoy pujante hidroeléctrica del Sogamoso. A tal hecho se sumó el Plan Vial de Carreteras que adoptó el ministerio de Obras Públicas en los años cincuenta, el cual contempló las dos grandes troncales occidental y oriental a uno y otro lado del río Magdalena. Como consecuencia de esto último y existiendo en el Magdalena Medio de Santander una ciudad tan importante como Barrancabermeja, su conexión por carretera con Bucaramanga se imponía.

En ese entonces el país ya tenía varios excelentes geólogos e ingenieros geotecnistas, más aún no con amplios conocimientos de las características del subsuelo en la zona por la cual se trazó la citada carretera, si bien se señaló que en el sector de escasa estabilidad (La Renta-Puerto Marta) la vía siguiera la parte baja de la ladera cercana al río. Pero bastó la primera invernada, luego de la construcción (en los setenta), para que por varios días se interrumpiera el tránsito y así, continuamente, hasta ahora. La insistencia primero de Isagén y después de la ANI, en mantener ese trazado, ha sido por lo menos inaudita.

Los billones del patrimonio nacional que culpable e inoficiosamente se han enterrado en el tramo inestable no son difíciles de calcular, como para que la Contraloría General de la República determine el valor total del daño fiscal en que han incurrido el antiguo MOPT, el Invías, Isagén, la ANI y el actual ministerio de Transporte.

Los que sí parecen complicados de valorar son los ingentes perjuicios que, a lo largo de decenas de años, han venido sufriendo la mayoría de las empresas productivas de Santander por esta negligencia e irresponsabilidad del Estado.

Si llegaren a elevarse diversas demandas contra entidades como Isagén y la ANI, las pruebas respectivas podrían no ser “contundentes”; pero está en mora de seguírsele el juicio y las condignas sanciones que corresponden al Invías por haberle aprobado a Isagén la construcción del tramo de marras.

Autor:
Eduardo Parra Gómez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (4 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad