Publicidad
Publicidad
Dom 24 de Mayo de 2015
22ºC
Actualizado 06:59 pm
Viernes 26 de Julio de 2013 - 12:01 AM

Multas confiscatorias

Hace un par de días se multó en Bucaramanga un establecimiento de comercio con 500 millones de pesos, por no cumplir alguno de los miles de requisitos que la ley, las instituciones del Estado y la burocracia oficial imponen a las empresas. Esto nos obliga a repensar el asunto, pues esta persecución establecida es eminentemente confiscatoria, debido a que muy pocas empresas del país pueden asumir el tema sin quebrarse.

11.500 millones de pesos se le impuso a una empresa agrícola y 2.700 millones a la UIS, y sentimos que solamente esta podrá pagarla, pues ninguna empresa del sector privado resiste un golpe de esta naturaleza. ¿Qué determina que las multas sea o no confiscatorias? Primero, la ley que es la que establece la escala impositiva, es decir, define los rangos mínimos y máximos que debe utilizar el funcionario en el momento de aplicarla y segundo, el genio con el que éste amanezca, pues de acuerdo con él puede acercarse o alejarse del tope mínimo de conformidad con su leal saber y entender.

Ahora bien, ¿estas multas solucionan el problema que las origina? La experiencia nos ha enseñado que no; antes por el contrario, en muchos casos quedan tan lastimadas las empresas, que algunas llegan a acabarse, perdiéndose los puestos de trabajo que generaban.

En verdad si se quisiera, léase bien se quisiera, es decir, fuera voluntad de los funcionarios resolver los problemas que originan estas multas, se podría, por la vía de los requerimientos al violador de las normas, darle un plazo razonable para que corrija sus errores, treinta días por ejemplo, vencidos los cuales se determinaría si se resolvió el problema o no y entonces sí se le podría imponer una de esas estrambóticas multas confiscatorias, que son más el daño que hacen que el beneficio que traen.

¿Sera muy difícil que la burocracia oficial entienda esto?

No nos cabe la menor duda que se están acabando las empresas de manera oficial por la vía de las multas confiscatorias.

Autor:
Eduardo Pilonieta Pinilla
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Otras columnas
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad