Publicidad
Dom Nov 19 2017
22ºC
Actualizado 12:31 pm
Viernes 04 de Agosto de 2017 - 12:01 AM

Lo que nos puede pasar

Columnista: Eduardo Pilonieta Pinilla

No nos es posible entender hasta dónde un pueblo puede someterse a la voluntad de un modelo de gobierno que ha sido capaz de destruir su condición de vida hasta el extremo de someter a su gente al hambre y la desesperanza.

Eso es lo que está sucediendo en Venezuela y aterra ver cómo una camarilla gubernamental puede hacer lo que le venga en gana sin que nadie pueda intervenir y sin que lo hagan los que más pueden hacerlo de manera efectiva.

Aterra el cinismo de un gobernante que se pavonea burlándose e insultando a los que se atrevan a decir que las cosas están mal, independientemente de la importancia que pueda tener el insultado.

El mundo está siendo testigo de una palpable demostración de cómo los organismos internacionales que agrupan los países son instituciones incapaces de tomar una acción efectiva, limitándose a hacer tibias declaraciones que no pasan de ser palabras inútiles.

El mundo mira impávido cómo un régimen sofoca la insatisfacción de su gente a sangre y fuego sin que nadie se inmute por más que las personas sean sacrificadas a la vista del universo entero.

Asombra el cinismo con que el gobierno venezolano falsea la realidad, diciendo mentiras que a todas luces se sabe que lo son, echándole la culpa de lo que pasa a todo el mundo y señalando a los demás como los causantes de un fracaso social que ellos provocaron.

Lo grave es que este es un ejemplo perfecto de lo fácil que puede ser convertirse en dictador, pues se trata simplemente de hacer lo que le dé la gana, siempre y cuando cuente con el respaldo de una fuerza pública que sería la única capaz de intentar un cambio en la balanza.

Abramos los ojos; como están las cosas, nos puede suceder lo mismo pues hay más de un interesado en hacerse al poder bajo la consigna de libertad y progreso para el pueblo.

¿Libertad como en Venezuela? ¿Progreso como en Venezuela? ¿Democracia como la venezolana? De usted depende amigo lector; por eso, miremos con cuidado en el momento de elegir.

Autor:
Eduardo Pilonieta Pinilla
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (3 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad