Martes 21 de Octubre de 2014
Publicidad
Publicidad
Epistolas Laicas
Patrocinado por:
Jueves 27 de Diciembre de 2012 - 12:01 AM

Inadmisible

Autor: Epistolas Laicas
Hace algunos días, este diario publicó la fotografía donde se convertía el Parque de San Pío, justo al lado de la escultura de Botero, en un gallinero para venta de aves de corral. Posteriormente, este mismo diario, en un editorial muy bien escrito, se refirió al episodio y como era de esperarse lo criticó acerbamente, crítica con la cual estamos identificados. Ello le valió al diario recibir severas diatribas donde algunos antisociales justificaban el hecho, advirtiendo que la Constitución defendía el derecho al trabajo y mucho más cuando este se requería para atender la subsistencia de la familia, el mismo argumento que esgrimen para ocupar cualquier espacio público convirtiendo la ciudad en un muladar. Son los antisociales que pregonan que el fin justifica los medios y que amparados en semejante perorata, les es permitido cualquier clase de abuso, la inobservancia de su debido comportamiento social, el irrespeto a los derechos ajenos, darle rienda suelta a sus ambiciones y desmanes convirtiéndolos en derechos, atropellar lo que se oponga a sus caprichos e invocar a su acomodo los derechos fundamentales, no importa el atropello que se genere a una comunidad, porque también instituyen que está por encima del bienestar general su bienestar particular.

Definitivamente estamos viviendo en una colectividad donde los trúhanes pretenden imponer su ley y es aquí donde la mayoría de gente sensata, honesta, inteligente y respetuosa que compone el gran conglomerado, no puede dejarse desplazar a gorretazos por quienes tienen como norma de vida el desorden y el irrespeto, que pretenden imponer.

Corresponde entonces a la sociedad estar vigilante, porque estos mismos irredentos y sus secuaces no demorarán con los mismos principios e invocando los mismos “derechos”, atizar a terceros, porque su cobardía les impide actuar en primera persona, para convertir cualquier locación en un prostíbulo, en una letrina, en un mercado de alucinógenos, en una compraventa de vidas humanas. Por supuesto que cuentan de antemano con la tolerancia de una justicia y autoridad venales y aletargadas ¡Qué inadmisibles contrasentidos! Escritor  Ito
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (1 vote)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones