Miércoles 23 de Abril de 2014
Publicidad
Publicidad
Epistolas Laicas
Patrocinado por:
Jueves 28 de Marzo de 2013 - 12:01 AM

A delinquir

Autor: Epistolas Laicas

El hacinamiento en cárceles ha sido problema de siempre. Solo que ahora,  agravado, las autoridades se han dado cuenta que deben resolverlo. Y como es costumbre, ellas, incapaces de mirar más allá de sus narices, buscan soluciones facilistas para salir de problemas y desocuparse pronto, para seguir recibiendo los honores que  les embelesa. La flamante Minjusticia ha descubierto una solución trascendental: propondrá una enmienda a la Justicia para que el Congreso (¿auto legislándose?) le otorgue patente de corso a los delincuentes que reciban penas hasta de cinco años, para que salgan y disfruten la casa por cárcel. El vivir en hacinamiento es inhumano; en cambio, no lo fue el delito cometido y por ello sus responsables merecen especiales consideraciones, las que nunca tuvieron con nadie cuando delinquieron. Entonces: si hay dinero suficiente para permitir que se lo roben y para pagar suntuosos salarios a quienes estorban en sus curules el progreso nacional, ¿por qué no se construyeron a tiempo más cárceles? ¿Por qué no se le exige al aparato judicial que trabaje con celeridad, responsabilidad y eficiencia para resolver lo pendiente? ¿Por qué no se endurecen las penas y paralelamente se estimula el civismo? ¿Por qué se incita la comisión del delito con el castigo nulo a los menores infractores y delincuentes, estimulándolos para que se especialicen en su comisión y cuando sean mayores continúen delinquiendo? ¿Por qué a los ya juzgados y condenados no se les exige con trabajo físico compensar en parte el daño que le produjeron al Estado y a la sociedad? La casa por cárcel así concebida, y como se aplica en la práctica actualmente, es una mofa para quienes, respetuosos y cumplidores de la ley, se convierten nuevamente en carne de cañón de los profesionales del delito. Los desprestigiados brazaletes y su amañado sistema de otorgarlos es el presagio de cómo seguirá manejando la Justicia casos de esta índole.

Reflexión para esta semana: ¿El demonio, el mundo y la carne son los tres enemigos del hombre? O lo son los tres poderes del Estado.

ESCRITOR    ITO

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Sin votos aún
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones