Publicidad
Dom Sep 24 2017
27ºC
Actualizado 11:35 am
Martes 01 de Agosto de 2017 - 12:01 AM

Palabras inútiles

Columnista: Ernesto Rueda Suarez

Lo más sorprendente fue el tamaño del fraude, tanto en los preparativos que incluyeron varios golpes de Estado parciales, hasta la consumación total con más de 8 millones de votos. La democracia real quedó borrada del escenario político venezolano. “Tirano” Maduro jugará a sus anchas con el hambre, la represión y todas las carencias que han configurado una verdadera crisis humanitaria, que la tiranía será incapaz de resolver. Por el contrario, la depredación y destrucción de la economía y de los más elementales derechos fundamentales se exacerbarán. Como ha pasado ya en otros casos, se inaugurará una época de terror y exterminio utilizando los medios ya probados. El Estado de Derechoha terminado y una Constituyente dictatorial inicia incierto camino de consecuencias catastróficas, no solo en Venezuela sino por todo el vecindario, de manera muy particular en nuestro país.

La respuesta internacional a la catástrofe debe ser muy cuidadosa para que las medicinas no sean peores que los males. Sanciones como las que se vislumbran en la Casa Blanca pueden hacer que el más malsano nacionalismo y populismo puedan llevar a un estado de rebelión crónico y lacerante. La resistencia venezolana a la dictadura no puede ser indefinida y el desgaste puede conducir a una especie de estado de inanición. Más de cien días de rebelión en las calles y más de cien muertes no pudieron impedir el golpe de Estado. Las amenazas subieron de tono hasta el punto de que la orden de ametrallar a las multitudes ya estaba tomada.

La lucha sin duda será larga, las vías alternativas no violentas son muy asimétricas, pero tarde o temprano se retornará a un Estado de Derecho, generado por la última instancia originaria de la política, es decir, la gente; que sin duda desarrollará canales civiles de resistencia y de estados no violentos de rebelión. Por lo pronto el gobierno colombiano, el de ahora y el que viene tendrán que diseñar medidas estratégicas para afrontar los coletazos de la crisis en nuestro territorio por la creciente corriente migratoria que será inminente.

Autor:
Ernesto Rueda Suarez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad