Publicidad
Mar Nov 21 2017
24ºC
Actualizado 10:06 am
Martes 10 de Enero de 2012 - 12:01 AM

Palabras Inútiles

Columnista: Ernesto Rueda Suarez

Vencida la inercia vacacional, enhebrar algunos cabos pendientes es buen ejercicio. Retomar la noticia de la condena de Jacques Chirac, expresidente de Francia, que ha bordeado la gloria y el heroísmo, y ahora, por causa de un abuso de poder –que en Colombia sería si acaso una causa menor- cuando fue alcalde de Paris, fue condenado a dos años de cárcel. Es la primera vez en la historia de Francia que un presidente ha sido condenado. Lo paradójico es que hasta los jueces y la opinión francesa lo lamentaron y se dolieron, pues la figura y el servicio público de Chirac fueron brillantes, y así pasará a la historia. El solo hecho de haber salvado a los franceses de Le Pen –la ultraderecha neofascista- lo llena de honor y gloria. C´est la vie.

En lo doméstico,  la situación personal y pública de la fiscal general Viviane Morales ha puesto en evidencia, otra vez, la hipocresía y la doble moral de muchos de sus contradictores, utilizando como arma política contra la fiscal, pero en últimas contra la justicia, que haya cometido segundas nupcias con alguien tan controvertido como el señor Lucio. No es fácil de tragar, pero no podemos caer en la trampa de las confusiones para evadir la justicia. En el caso de la señora fiscal hay que aplicar la ética moderna, la que  Max Weber llamaba ética de resultados, de responsabilidad pública, basada en la racionalidad, la ética que debe regir la política y el derecho modernos. Sus contradictores quieren una falsa ética de supuestos principios y valores caballerescos, que quiere lo que se debe y obtiene lo que puede; una ética que conduce al moralismo y a la justificación de todos los medios. El día que Lucio dicte o determine un fallo en la Fiscalía General, pues que asuma todas las responsabilidades y consecuencias. Mientras tanto, que la fiscal no se deje amedrentar por los que pelechan en la hipocresía de los “principios y valores”.

Post scriptum. 1.-La brillante idea de uniformar a los indigentes sería atractiva si primero se uniformara a los indigentes morales y éticos, a las mafias políticas, económicas  y de la contratación. 2.- Tatiana Acevedo y Manolo Azuero –El Espectador y Vanguardia Liberal- hacen excelente radiografía de los orígenes políticos del gobernador de Santander y del alcalde de Bucaramanga, y de los dignos representantes de la política antepasada, de ingrata recordación, que los acompañarán. ¡Qué belleza, es lo que se llama progresar!

Autor:
Ernesto Rueda Suarez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (3 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad