Lunes 1 de Septiembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Fundación Participar
Patrocinado por:
Miércoles 04 de Septiembre de 2013 - 12:01 AM

En busca de una cultura

Autor: Fundación Participar

El paso de los años nos señala que carecemos de una clase política capaz de dirigir el país; el proceso para seleccionar “democráticamente” los gobernantes de turno va socavando la capacidad de elegir a quienes pudiesen ser los mejores. Cada cuatro años al ciudadano del común “le toca” seleccionar entre otros ciudadanos que creen tener las competencias para orientar una política de Gobierno.

Pero estos, más que ideas convincentes y estructuradas, lo que tienen es capacidad para convencer con “espejitos” la voluntad de sus votantes y claro, la “masa“ de electores cae; cae porque en un domingo de elecciones logró una “bonificación”.

Como podrá deducirse, quienes llegan mediante este “proceso democrático” al poder Legislativo o al poder Ejecutivo, más que pensar en el bienestar de quienes los eligieron, piensan en cómo mejorar su estatus económico.

Cada cuatro años la historia se repite, y sorprende que sigamos eligiéndolos y no haya ningún castigo para quienes en lugar de gobernar usufructúen el poder y “olímpicamente “vuelven a candidatizarse.

La “masa electoral” vuelve a votar por los mismos, atraída por nuevas “bonificaciones”, vuelve a votar por quienes la única capacidad que tienen es la de mostrar ideas disfrazadas de “obsequios“ y aptitudes para repartir la mermelada del erario; no hay la fuerza de las ideas, porque no las tienen.

Si este proceso se viene repitiendo cuatrienio tras cuatrienio, gobiernos sin ideas políticas, no nos debe sorprender lo que hoy sucede en el país. No se eligen formas de gobernar argumentadas con ideas, no hay partidos políticos estructurados y sólo se tienen colchas de retazos, que se organizan cuando se avecinan los procesos eleccionarios.

¿Será necesario esperar que pasen otros quinientos años para ordenar y organizar política y democráticamente el país?, ¿para que se entiendan palabras tan sencillas como bienestar ciudadano, equidad y honestidad?

¿Quinientos años para no tener que volver a La Habana a ponernos de acuerdo sobre el respeto por el otro?

Empecemos ya a educar, para algún día tener una cultura política.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (1 vote)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones