Publicidad
Vie Sep 22 2017
22ºC
Actualizado 07:04 pm
Miércoles 30 de Agosto de 2017 - 12:01 AM

Unab, Ulibro y cultura

Columnista: Fundación Participar

Inició el pasado lunes la edición número 15 de Ulibro en la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Superar estos tres primeros lustros no ha sido fácil para un evento cultural de esta calidad; desde el 2002, sus gestores lo han logrado contra viento y marea, pese a la apatía en nuestro medio por la lectura y a las dificultades que año tras año se tienen con el sector oficial para convencerlo de que este esfuerzo exige su real solidaridad.

Ulibro empezó con la lectura y gradualmente se ha extendido a otras expresiones del arte y la cultura; el libro fue el pretexto. Ulibro ha facilitado que exponentes de otras expresiones culturales intercambien con el ciudadano del común.

La Unab, como la UIS con el Festival Internacional de Piano, está haciendo una apuesta por el cambio de la mentalidad de la juventud bumanguesa, al tiempo que enseñan a los padres de esos jóvenes a leer y a deleitarse con la música. Son instituciones ejemplo para un país que avanza lentamente hacia la paz y la sana convivencia, ampliando los campos para la reflexión, quitándole espacio al consumo de cualquier tipo de droga. Aquí es válido recordar que el 65% de los colombianos no lee y que dos de cada 10 compran 2 libros por año, pese a lo que invierte la Cámara Colombiana del Libro para promover e incentivar la lectura (Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe)

Con Ulibro la Unab contribuye a que mejoren los indicadores culturales en nuestra región y a que la calidad de la educación continúe creciendo en todos los niveles, básico, medio y profesional. Con Ulibro la Unab acerca el libro al estudiante, en contravía del escollo que tienen los padres para adquirirlo. Las vivencias que se tienen durante Ulibro previenen que lo tecnológico arrolle con la tendencia a acabar con la normatividad que regula la escritura. La Unab en el proceso de formación integral es consciente de que lectura y escritura desembocan en el canal común de construcción de textos.

Autor:
Fundación Participar
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Sin votos aún
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad