Miércoles 15 de Noviembre de 2017 - 12:01 AM

¿Puede enseñarse la ética?

Columnista: Fundación Participar

“Los hombres han nacido los unos para los otros: edúcalos o padécelos”, Marco Aurelio. A raíz de los escándalos de corrupción sucedidos en los últimos años en nuestro país, se han dejado oír las voces de los ciudadanos para enfatizar que la causa de esta sociopatía es la falta de ética. La ética se ha convertido en tema de discusión y ha renacido la vieja polémica de si esta puede enseñarse y si los currícula de formación deben o no incluirla. La educación de calidad, dice el filósofo Fernando Savater, “es el acuñamiento efectivo de lo humano, allí donde solo existe como posibilidad. Es un deber moral llegar a ser humano de cierto modo: desarrollar atributos como la compasión por el prójimo, la solidaridad, la benevolencia hacia los demás. Nacemos humanos, pero eso no basta. Tenemos también que llegar a serlo”.

Entonces tenemos que concluir que la formación de las personas abarca no solo los conocimientos y habilidades técnicas, sino también las actitudes. Estas pueden ser primarias, es decir, las aprendidas en los primeros años de vida, las cuales determinan de manera decisiva el comportamiento y las pautas de conducta social. Esto no quiere decir que con los años no se puedan formar las actitudes secundarias e influir en las primarias para modificarlas, evolucionarlas o madurarlas.

Según Kohlberg, las personas en su formación humana y ética pueden avanzar a medida que se madura biológica o humanamente y se ven expuestas a experiencias educativas proveídas por la familia y el sistema educativo. El objetivo último de todo proceso formativo en ética, no es otro que el de la “conversión existencial o la transformación del propio ser”, como lo expresaba Sócrates. El pedagogo Karl Jaspers expresa que todo proceso educativo debe iluminar este cambio, sacar lo mejor de cada ser y lograr el compromiso con la excelencia. Las instituciones educativas deben asumir este difícil pero determinante reto.

No se puede concebir que la ética esté ausente dentro de los currícula de formación de los colombianos.

Autor:
Fundación Participar
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad