Miércoles 26 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

Un ejemplo de vida

Columnista: Fundación Participar

En el mundo materialista en que vivimos, lleno de antivalores e individualismos, en que los principios se venden y el dinero se convierte en objetivo de vida, donde los valores humanos no tienen importancia y la familia es intrascendente, es excepcional encontrar personas íntegras, que mantienen durante toda su existencia un comportamiento incólume y dedican su vida a educar a sus congéneres con el ejemplo y sus conocimientos, tomándolo como propósito y razón de su existir.

Eso y mucho más era Germán Oliveros Villamizar, un hombre que dedicó su vida a formarse y formar, a ayudar a los demás a crecer como personas y profesionales en su rol de insigne profesor y consejero, en la UIS y la UNAB. Además, con un inmenso sentido humanitario, aportando su labor social para aquellos más necesitados en su trabajo con el Club Rotario. Un hombre inquieto, trabajador incansable, honesto consigo mismo y con los demás, respetuoso de las ideas; que siempre quiso mantener un perfil bajo, sin figuraciones, a pesar de sus grandes capacidades y conocimientos.

Nunca se preocupó por acumular dinero, como muchos otros; vivió con su salario y su pensión, lo cual le permitió llevar una vida digna junto a los suyos, sin ostentaciones, ni derroches.

Su vida personal no deja tacha; de costumbres católicas, amante del hogar, de su familia y su hijo, quien era su adoración; convencido de la necesidad de preservar esta unión como pilar fundamental para una buena formación de las nuevas generaciones.

Un amigo incondicional, fiel y firme, que supo ganarse el cariño de sus compañeros, discípulos, colaboradores, jefes y hasta de sus opositores, que siempre terminaban queriéndolo y dándole la razón.

Varias generaciones pasaron por sus manos en sus cerca de 50 años metido en la educación superior y todas ellas recuerdan y dan las gracias a la vida por haberles permitido tener un gran maestro y todos los que compartimos su amistad y el trabajo en Participar lamentamos su deceso.

Paz en su tumba.

Autor:
Fundación Participar
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad