Publicidad
Mar Ago 22 2017
25ºC
Actualizado 10:18 am
Miércoles 21 de Diciembre de 2011 - 12:01 AM

Nuestros escenarios de la cultura

Columnista: Fundación Participar

En una decisión sorpresiva la Alcaldía Municipal aprobó realizar un convenio para entregar dos importantes edificaciones de gran valor histórico de la ciudad, al Servicio Nacional de Aprendizaje –Sena-, para ser administrados para proyectos de capacitación:


El primero, el Centro Cultural del Oriente o antiguo Colegio El Pilar, construcción de fines del siglo XIX, desarrollado por los Padres Jesuitas para el Colegio San Pedro Claver, ubicado en el costado oriental del Parque Centenario. A mi juicio es este el más importante patrimonio arquitectónico de Bucaramanga, que fue declarado Monumento Nacional en 1989, ahora llamados por la nueva Ley Bienes de Interés Cultural del Ámbito Nacional.


De acuerdo con la información no oficial, allá desarrollará el Sena un centro de cultura, en convenio con el Gobierno Británico, como centro de capacitación para diversas manifestaciones culturales como danza, cine, teatro, pintura y además de las nuevas tendencias de arte de vanguardia, proyecto que buscará ser piloto en Colombia y que le dará, ahora sí, un destino adecuado a este escenario para la cultura regional.


El segundo edificio que tomará el Sena es el antiguo Hospital San Juan de Dios, ubicado en el costado sur de la Calle 45, frente al Parque Romero, que será destinado por esta entidad para programas de capacitación en salud.


Conocemos la gran capacidad en el medio educativo y de formación del actual Director Nacional del Sena, el Padre Camilo Eduardo Bernal Hadad, quien hasta hace pocos meses fuera el Rector de la Universidad Minuto de Dios, también es claro que esta entidad maneja importantes recursos del Estado, que le permitirá que el proyecto tenga sostenibilidad y podamos esperar también altos niveles de calidad.


Queda por concretar el Convenio que la Alcaldía busca con la Universidad Industrial de Santander, para el manejo y adecuación de la Casa Luis Perú de la Croix, edificio para la cultura donado a la ciudad por Terpel y el Banco de la República, que desde el primero de junio del año 2002, cuando el incendio del edificio de la Alcaldía, fue ocupado por oficinas públicas y desde hace meses se encuentra desocupado y en buena parte abandonado.


Por último, entregando la Alcaldía estos escenarios de cultura para el manejo por parte de las entidades nacionales y departamentales, esperamos que la próximo Alcalde sí le dé el apoyo prometido al Teatro Santander, edificio que es también de propiedad de la Alcaldía, pero que lamentablemente no ha tenido ningún apoyo de recursos, que fueron prometidos por el Alcalde desde 2008 y nunca desembolsados.

Autor:
Fundación Participar
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad