Publicidad
Vie Sep 22 2017
21ºC
Actualizado 09:59 pm
Miércoles 21 de Marzo de 2012 - 12:01 AM

¡Tramposos!

Columnista: Fundación Participar

¿Quiénes son tramposos? Pregunté a mi sobrino y me contestó “cantidades”; sí, pero quiénes, le reiteré. “Todos los que quieras”, fue su segunda respuesta. Son muchos los ejemplos que podrían citarse de políticos, funcionarios y ciudadanos en general, amigos del embuste, la farsa, el engaño, la falsa promesa, etc.


Lo anterior ocurre a diario, mas se intensifica en las campañas electorales. Y tales conductas cuentan con la amplificación y la real o virtual ingenuidad de ciertos reporteros de los medios, quienes acrecientan las expectativas que, luego, devienen en tristes frustraciones. En nuestras región y ciudad, se dan “silvestres” los anuncios que no se concretan; algunos difíciles de cumplir, se convierten en algo vergonzoso, pues pasan los años uno tras otro, de discusión en discusión, estudios y reestudios, propuestas y contrapropuestas, aplazamiento tras aplazamiento y cero ejecución, tal es el caso del relleno sanitario. Otros, como el mantenimiento de los parques bumangueses, son muy simples; el señor Gobernador anuncia que los distribuirá entre los miembros de su gabinete, para que se responsabilicen de ellos.  Además, celebra un acuerdo con el Alcalde de esta capital, para vestir uniforme de escobita, armarse -ambos- con implementos de “parqueros” y hacerse tomar la consabida foto.  ¿Y después qué?    


Bien, “si por aquí llueve por allá no escampa”. En el nivel nacional, los casos de embustes y engaños darían para escribir un tratado que tenga por título “La Trampa”. Anotaré dos, que han sido repetitivos: el más ostensible, sin duda, los falsos positivos; se empezaron a conocer en el 2008, pero últimamente se han destapado otros bastante más antiguos. El segundo tendría por víctimas a los alcaldes del país; en numerosas ocasiones los engolosinó el presidente Uribe Vélez, presentando al Congreso proyectos para “premiar” alcaldes con la reelección de estos, buscado convertirlos en sus mejores aliados, para promover las anheladas reelecciones del hoy expresidente.   Ahora se repite esa farsa, encabezada por el Ministro del Interior; él está “metiéndose al bolsillo” a los actuales alcaldes, para que encabecen una de las dos campañas que están en marcha: la reelección del presidente Santos o, en su defecto, la aspiración presidencial del doctor Vargas Lleras. ¿Qué estarán pensando los alcaldes?


Y lo que tenemos, en el fondo -un fondo muy profundo- es la crisis en materia de principios y valores. La honda crisis cuya única solución (por encima de todos los estatutos anticorrupción) no puede ser otra que la estricta formación de nuestros niños, a partir de maestros  y padres de familia debidamente preparados. Algo que no parece interesar a ningún Gobierno.   

Autor:
Fundación Participar
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (2 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad