Jueves 17 de Abril de 2014
Publicidad
Publicidad
Gustavo Galvis Arenas
Patrocinado por:

Hay luto en la heredad. Se fue el Dr. Alonso Carrascal Conde. Lo conocí cuando estudiábamos en el San Pedro Claver, luego fuimos compañeros en el colegio provincial de Pamplona. Desde su lejana juventud, Alonso Carrascal fue un hombre de grandes inquietudes. Era un gran lector y muy amigo de la polémica, especialmente de asuntos de filosofía y religión.

Su voto: Ninguno (4 votos)

La candidatura de Clara López causa sorpresa y admiración. Indudablemente forma parte de una hábil maniobra política, muy usual en nuestro medio. Para rubricar esta idea es preciso remontarnos a la década del 60, cuando el Dr. López Michelsen organizó una disidencia que llamó mucho la atención en las nuevas generaciones, especialmente entre los estudiantes.

Su voto: Ninguno (2 votos)

El Dr. Alfonso López Michelsen escandalizó a Colombia cuando dijo que todos éramos unos chambones. Le dijeron antipatriota, exótico, ofensivo y finalmente muchos decían que no tenía razón. Pero hubo un grupo también numeroso que comprendió el mensaje y apoyó al ilustre expresidente. Los antiguos, especialmente los aldeanos, tenían un dicho parecido a la afirmación de López.

Su voto: Ninguno (2 votos)

Viajé a la bella ciudad de San Gil. Recorrí los viejos lugares de mi juventud. La ciudad ha cambiado, tal vez ha progresado en algunos aspectos. La ciudad antigua se distinguía económicamente por el café, hilanderías del Fonce, fábrica de cementos, café Baeza y algunas parcelas de caña de azúcar.

Su voto: Ninguno (3 votos)

Ezequiel Rojas es considerado como uno de los fundadores del partido liberal. Escogió como título “la razón de mi voto” para un célebre artículo que es considerado como el primer programa del liberalismo. Se trataba de dar un marco ideológico a la candidatura del general José Hilario López. Como presidente, López es el único mandatario que cumplió con sus promesas electorales.

Su voto: Ninguno (3 votos)

Nos preocupa la situación de Venezuela. Tiene razón el presidente Maduro cuando dice que su gobierno es el encargado de solucionar los problemas de su país. Es la autodeterminación de los pueblos. Pero existen razones para que los colombianos estemos pendientes de la situación del vecino país. Tenemos una historia común desde la Colonia hasta la gran Colombia.

Su voto: Ninguno (4 votos)

En este periodo preelectoral surgen muchas preocupaciones. La más sentida es el déficit de legitimidad que tienen los congresistas. Infortunadamente algunos parlamentarios han incurrido en faltas graves y la pérdida de la investidura los ha cobijado. Otros, por delitos graves han tenido que enfrentarse a la justicia y en general la calidad de los debates y las proposiciones son muy mediocres.

Su voto: Ninguno (1 vote)

Es muy distinto Dinamarca que Cundinamarca, dice un conocido aforismo. Uno de los grandes errores que cometen los llamados países en desarrollo es el de copiar los sistemas jurídicos y políticos del primer mundo, sin preocuparse en adecuar las instituciones y las leyes.

Su voto: Ninguno (2 votos)

Los colombianos vivimos muy preocupados por la reforma agraria, el TLC, las marchas campesinas, la inflación, pero hemos dejado a un lado uno de los problemas álgidos de nuestro país como es la educación.

Su voto: Ninguno (2 votos)

Recorrer las calles de nuestra ciudad es un ejercicio interesante. Lo hice la semana pasada, cuando tuve que trasladarme a varios lugares con el fin de cumplir algunas diligencias. La capital de Santander es una localidad pujante; ya no es la vieja ciudad de Soto Mayor y García Rovira, llena de grandes casas con jardines, corredores y alguno que otro balcón.

Su voto: Ninguno (4 votos)
Todos los columnistas

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones