Publicidad
Jue Nov 23 2017
20ºC
Actualizado 06:27 am
Viernes 01 de Septiembre de 2017 - 12:01 AM

Los procedimientos de un litigante

Columnista: Gustavo Galvis Arenas

Escribí un libro sobre la trascendencia del abuso del derecho. La presentación le correspondió al Dr. Jorge Eduardo Lamo, quien nos entregó una excelente pieza jurídica y literaria. Será presentado también en Ulibro, en la Universidad Autónoma.

El abuso del derecho, según algunos tratadistas, comenzó a estructurarse en la antigua Roma, especialmente en el imperio de Oriente. Durante la edad media estos temas no tuvieron trascendencia y con el desarrollo del liberalismo se pensó más en la libertad como contradictoria al confesionalismo medieval. Pero se empezaron a abrir las compuertas con Lorenz el tratadista alemán, quien quiso compaginar el marxismo con el liberalismo.

Ya en el siglo XX el gran tratadista francés Josserand hizo unos extraordinarios escritos sobre el abuso del derecho. Entró en contradicción con los hermanos Mauseout. De ahí en adelante se ha desarrollado ampliamente el abuso del derecho en la doctrina y la jurisprudencia; hay abuso del derecho en la propiedad, en las demandas, en la denuncia temeraria, en la defensa, en los contratos, en las libertades individuales, en la libertad de comercio, en la libertad de asociación y en los procedimientos empleados por un litigante.

En Colombia se empezó a hablar del abuso del derecho después de 1930 en la llamada corte de oro, que con varias jurisprudencias trajo a Colombia el abuso del derecho.

Pero quiero hacer hincapié en uno de los temas del abuso del derecho cuando se aplica en los procedimientos empleados por un litigante. Ocurre a todos los niveles pero especialmente en el sistema penal acusatorio cuando con maniobras torticeras algunos abogados, no todos, logran aplazamientos en las audiencias hasta lograr el fin del proceso. Por otro lado, hay funcionarios que negocian con los abogados los procesos. Todo esto constituye un abuso del derecho. Infortunadamente todas estas maniobras han llegado a las altas cortes.

Autor:
Gustavo Galvis Arenas
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Sin votos aún
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad