Publicidad
Mié Dic 13 2017
20ºC
Actualizado 08:20 pm
Viernes 24 de Noviembre de 2017 - 12:01 AM

La pugnacidad partidista

Columnista: Gustavo Galvis Arenas

Excelente editorial de Vanguardia Liberal sobre los partidos políticos. Señala la importancia de estas colectividades y la decadencia en que se encuentran en Colombia. También la politóloga Carmen Cecilia Pérez Gómez hizo una investigación sobre este tema y llegó a conclusiones parecidas. Todas las reformas que se han hecho para fortalecer a los partidos han resultado negativas. Como se creía que la pugna partidista estaba en los puestos públicos, se ideó el frente nacional. El resultado fue un debilitamiento de los partidos y solamente un “alto en el camino”. Pero lo más extraño es que las últimas reformas a los partidos políticos los han debilitado más. Las bancadas, el trasfuguismo y la financiación del estado no han traído resultados positivos.

Pero lo más exótico de los partidos es que además de su debilitamiento, la agresividad no ha cedido. En la actualidad las campañas están adornadas de una pugnacidad violenta. Cuando el célebre plebiscito los enemigos del proceso de paz utilizaron todos los medios posibles para distorsionar los hechos. Además con un gran ingrediente de violencia verbal. Y ahora en la campaña presidencial los ataques son muy violentos y las verdades a medias, las mentiras recorren todos los medios de comunicación y las redes sociales. Esto trae consigo una falsa información y un conocimiento inexacto de los hechos. Y los partidos, movimientos y “partiditos” no hacen ninguna labor de integración.

Lo más complicado del panorama es que la proliferación de partidos no ha servido para nada. Sobreviven las dos tesis tradicionales, centro izquierda y la derecha. Unos son herederos del liberalismo y otros del conservatismo. Y quedan las Farc, grupo heredero del viejo partido comunista que dirigía el aristócrata Gilberto Vieira. Pero lo más grave es que la actual campaña tiene un peligroso ingrediente de violencia verbal.

Hay más agresividad ahora que la utilizada por Gaitán y Turbay en su campaña presidencial. El discurso de Gaitán en la manifestación del silencio fue una dolorosa petición al gobierno de Ospina Pérez para que cesara la violencia. Y losdiscursos de Turbay eran académicos.

Autor:
Gustavo Galvis Arenas
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (2 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad