Publicidad
Lun Feb 19 2018
21ºC
Actualizado 07:59 pm
Viernes 02 de Febrero de 2018 - 12:01 AM

Las humanidades y la técnica

Columnista: Gustavo Galvis Arenas

Gran alegría ha despertado la aprobación de la ley que regresa a la secundaria la cátedra de Historia. Veremos si esto colabora con el nacionalismo colombiano. Hasta ahora hemos tenido un país extraño que no cree en los valores patrios ni le interesa, con unas consecuencias que generan problemas. Por ejemplo, Nicaragua está hambrienta de apoderarse de las islas de San Andrés y Providencia y los colombianos no hemos organizado ni siquiera un pequeño “plantón” en la plaza de Bolívar con el fin de protestar por esta incursión internacional. El ejército venezolano en varias oportunidades cruza la frontera, invade Colombia y “nadie dice nada”.

Cuando se eliminó la cátedra de Historia, consideraban los sabios del gobierno que nuestro país apuntaría especialmente hacia la técnica. Pero infortunadamente esto no ocurrió. Y ahora estamos con una modernización escasa y sin nacionalismo. Y el resultado de estas cosas es que la tecnología no ha llegado al campo y de ahí el atraso en la agricultura. Se acabaron los cultivos de algodón, el sorgo ya no es tan importante, no somos excelentes productores de café y lo más grave, en un país que busca economía moderna y las carreteras no son vías de fácil acceso. Para poder exportar hay necesidad de tener una buena infraestructura vial. Para vergüenza nuestra Perú, Ecuador, Venezuela y México tienen excelentes vías, casi todas de varios carriles.

Pero lo más grave es lo que está ocurriendo con las construcciones de puentes y edificios. Vimos cómo se desplomó una gran construcción en Medellín y todavía los colombianos lloramos las muertes en la caída del puente Chirajara. De contera en Cartagena ordenaron evacuar 16 edificios, porque un estudio estableció que estaban en peligro. De todo esto nos queda la gran inquietud sobre nuestra técnica. ¿Son equivocaciones en los diseños, es corrupción o falta de conocimiento?. Admiramos mucho la tecnología moderna, pero nos quedan muchas inquietudes.

Autor:
Gustavo Galvis Arenas
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (2 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad