Publicidad
Mar Feb 20 2018
20ºC
Actualizado 09:52 pm
Martes 06 de Febrero de 2018 - 12:01 AM

La crueldad contra los animales

Columnista: Gustavo Galvis Hernandez

Recuerdos imborrables de mí ya lejana infancia de casos de maltrato animal formaron mi respeto y compasión por nuestros compañeros de evolución.

Doloroso era ver en el matadero de ganado de Oiba, mi pueblo, a la vaca amarrada y tendida en el suelo, y al diestro matarife con su cuchillo “mataganado” clavándolo en el cuello del animal, para romper la vena del desangre, y en medio de los gemidos y esfuerzos inútiles de la víctima agonizante, ver salir su sangre a borbotones, para ser recogida en totumas directamente de la herida mortal, por personas ávidas en beberla con la creencia del entonces de que sanaba muchas enfermedades.

Y ni hablar de la fiesta religiosa del jueves de Corpus Christi. En las cuatro esquinas del parque se construían arcos con palos y ramas para el paso de la procesión en la mañana.

Los arcos se adornaban con flores y lo más impactante: con muchos animales de la fauna de la región previamente cazados vivos o muertos, colgando de los arcos. Conejos, armadillos, picures, tinajos y toda clase de pájaros -toches, azulejos, mirlas, guacharacas, gavilanes, etc-.

Después de la ceremonia los animales se llevaban a las casas para festín de los señores del pueblo.

Hoy, por fortuna, ese acto religioso con animales de monte muertos o agonizantes ha desaparecido, en primer lugar porque la fauna se ha extinguido por la deforestación, y en segundo lugar, porque el papa Francisco es ecologista, como lo expuso al mundo en su famosa Encíclica, Laudato sí.

Aún quedan muchas formas de tortura y maltrato animal, varias de ellas para la diversión, como las peleas de gallos, de perros, el coleo, las corralejas y la más cruel: el toreo, sobre el que escribió el escritor español Manuel Vicent en su libro, Antitauromaquia: “Si el toreo es cultura, el canibalismo es gastronomía”.

Autor:
Gustavo Galvis Hernandez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (2 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad