Martes 25 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

Malas noticias para la educación

Columnista: Gustavo Galvis Hernandez

Dos malas noticias para la educación del país. La primera, acabar por parte del Ministerio de Educación el programa “Ser Pilo Paga”, y la segunda, la pobre clasificación de los colegios de bachillerato públicos, según el informe de la organización privada Sapiens Research, especializada en estos temas.

Salvo que sea por insuperables razones presupuestales, terminar “Ser Pilo Paga” es un fuerte golpe a la única oportunidad que tienen los bachilleres pobres de alto rendimiento académico para salir de la inequidad social y poder competir laboralmente en igualdad de condiciones, como lo pueden hacer los jóvenes adinerados.

Que se le cambie el nombre al programa, si eso es lo que molesta, pero que no se termine con el estímulo a los buenos estudiantes, quienes por su disciplina y dedicación al estudio y por sus altas calificaciones pueden ser becados para ingresar a las mejores universidades públicas o privadas del país.

Para muchos, es el punto de quiebre contra la desigualdad social. El acceso a la educación de calidad es el verdadero “salto adelante” de cualquier país subdesarrollado. Así lo han logrado los del primer mundo.

La otra mala noticia es el resultado de la clasificación de los 13.400 colegios del país. Solo 834 ingresaron al grupo de los mejores y únicamente el 0,5% son públicos. Poco se avanza en un objetivo vital para el país.

No solo es generar la oportunidad del acceso universal a la educación y el conocimiento; indispensable que sea de calidad, sin lo cual, en el mundo de la economía digital, solo unos pocos podrán aspirar a tener empleos buenos, cada día más exigentes.

Y falta mucho por hacer en educación sexual, ambiental, finanzas básicas, inglés e informática, hábito a la lectura, y lo más importante: civismo, ética, principios y valores cuya enseñanza, en general desapareció de las aulas escolares.

Autor:
Gustavo Galvis Hernandez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad