Publicidad
Mar Ago 22 2017
21ºC
Actualizado 07:06 am
Martes 08 de Noviembre de 2011 - 12:01 AM

7.000 Millones de personas

Columnista: Gustavo Galvis Hernandez

"Si las predicciones sobre el crecimiento de la población resultan certeras y no varían las pautas de la actividad humana sobre el planeta, puede que la ciencia y la tecnología no sean capaces de prevenir la degradación irreversible del medio ambiente o, alternativamente, la perpetuación de la pobreza en gran parte del mundo". Royal Society of London en 1992


La noticia de que el planeta Tierra ya tiene 7.000 millones de personas no es nada alentadora; es aterradora. Hace 350 años solamente había 500 millones de habitantes y su crecimiento exponencial es resultado de una explosión demográfica incontrolada. Estamos frente a un mundo abarrotado de gente, con miles de millones de personas hambrientas, demandando comida, salud, educación, vivienda, mejores condiciones de vida, cantidad infinita de recursos naturales que se están destruyendo aceleradamente.


Para Jeffrey Sachs una de las principales autoridades mundiales en economía y política sanitaria, las evidencias del deterioro planetario son rotundas y es urgente el diseño de una nueva política económica y social sostenibles antes de que "destrocemos el planeta". La relación entre explosión demográfica, deterioro ambiental y pobreza extremas en muchos países, es evidente y se traduce en cambio climático y calentamiento ambiental, contaminación, escasez de agua, desaparición de especies de animales y vegetales, disminución de la superficie de cultivo, agotamiento de los caladeros marinos, la merma de los yacimientos petroleros, avance de los desiertos y millones de refugiados ambientales huyendo de las sequías, inundaciones extremas y tierras sobre explotadas transformadas en desiertos.


Para lograr la sostenibilidad del planeta y evitar el colapso de la civilización, es urgente estabilizar la población, estabilizar el clima, erradicar la pobreza y restaurar los sistemas naturales, todo en el contexto de construir una nueva economía verde. Prioritario establecer sin tapujos políticas demográficas que conduzcan a familias pequeñas. Educación sexual y reproductiva generalizada, por encima de credos y tradiciones absurdas. La mayoría de los países ricos y cultos ya lo han hecho; por eso la repartición de la torta de su desarrollo económico alcanza y la porción per cápita es muy grande. China, con su política de un hijo por familia, ha evitado tener 600 millones de personas más.

Autor:
Gustavo Galvis Hernandez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad