Publicidad
Dom Nov 19 2017
21ºC
Actualizado 10:50 am
Martes 17 de Enero de 2012 - 12:01 AM

Contra la tramitología inútil

Columnista: Gustavo Galvis Hernandez

El artículo 83 de la Constitución Política dice que “ las acciones de los particulares y de las autoridades públicas deberán ceñirse a los postulados de la buena fe, la cual se  presume en todas las gestiones que aquellos adelanten ante estas”.

Pese al anterior mandato constitucional, en casi todas las dependencias del Estado abundan  los  trámites absurdos, complejos,  inútiles, costosos en tiempo y  dinero, que los ciudadanos deben cumplir estrictamente   en sus relaciones y gestiones  cotidianas con el gobierno generándose por lo general un distanciamiento o rechazo contra la  institucionalidad.

Por tal motivo es   muy oportuno el  decreto 0019 del 10 de Enero  del 2012 expedido recientemente  por el gobierno  nacional por medio del cual se “ dictan normas para suprimir o reformar regulaciones, procedimientos y trámites innecesarios existentes en la Administración Pública” y que como bien lo afirma el Presidente Santos, su  desarrollo y ejecución  es una importante revolución de las cosas pequeñas. Falta también que se revisen muchos trámites y requisitos  en el sector privado especialmente en el área de servicios.  Que estos cambios  incentiven aún más   el uso masivo de las Tecnologías  de la Información y las Comunicaciones,  incrementando necesariamente la alfabetización digital en  todos los estratos  sociales y  facilitando además,  la adquisición del computador personal.

Ahora lo importante es que hecha la ley no se haga la trampa para que no se desprestigie el proceso de poda y eliminación de  normas inútiles que complican y estresan el diario transcurrir de las personas sujetas a colas, esperas y pérdida de tiempo en  un Estado   atrasado frente a los   cambios y necesidades de los tiempos modernos.

Nota: Muy buena la determinación del Gobernador de Antioquia Sergio Fajardo y del Alcalde de Bogotá Gustavo Petro, de prohibir a las entidades oficiales bajo su dependencia la financiación de  las corridas de toros. Es un mensaje esperanzador para más del 80% de colombianos que están en contra de estos espectáculos de crueldad, sadismo y dolor contra los animales. En un país con tanta violencia como el nuestro ¿en donde está el placer de ver picar, sangrar, bramar, torturar, agonizar,  matar y mutilar a un infortunado animal?

Autor:
Gustavo Galvis Hernandez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (4 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad