Publicidad
Mar Ago 22 2017
25ºC
Actualizado 03:35 pm
Martes 28 de Febrero de 2012 - 12:01 AM

Colombia frente al cambio climático

Columnista: Gustavo Galvis Hernandez

Los desastres causados por los últimos inviernos reflejados en numerosas muertes, destrucción de infraestructura y grandes pérdidas económicas que sobrepasan los veinte billones de pesos demuestran que el cambio climático global con sus consecuencias fatales es una realidad para lo cual no le queda camino distinto a Colombia al de prepararse, con estrategias adecuadas para su mitigación y adaptación al mismo, pues serán inevitables y más frecuentes las temporadas de invierno y veranos extremos.


Las prioridades de Colombia frente al cambio climático en términos generales se pueden describir en cuatro estrategias. La primera, para la adaptación al fenómeno está consignada en lo que se denomina el Plan Nacional de Adaptación, con la construcción de variada y costosa infraestructura que aguante y enfrente deslizamientos e inundaciones en lugares críticos de la geografía nacional.


La segunda, para la mitigación al cambio climático, está centrada en la conservación de los bosques, que evitan la erosión, la sedimentación de los causes de ríos, quebradas, humedales y lagos y por lo tanto hacen que las inundaciones sean de menor impacto. Esto implica poner en marcha la estrategia internacional REDD (reducción de emisiones de gases efecto invernadero por deforestación y degradación evitada de los bosques). En otras palabras, pagar por conservar bosques.


La tercera corresponde a la preparación ante los desastres causados por el cambio climático, lo cual implica la protección y previsión financiera frente a los mismos.


La cuarta es la estrategia para promover un desarrollo económico bajo en emisiones de carbono, aplicando métodos y tecnologías modernas en el sector industrial, el minero-energético, el manejo de residuos sólidos y basuras en la agricultura y el transporte, que eviten el crecimiento acelerado de los llamados gases de efecto invernadero GEI.


Colombia solo aporta un 0,35 % de los gases de efecto invernadero en el mundo. Se distribuyen localmente así: 39%, el sector agropecuario; 14%, la deforestación; 8%, los residuos sólidos; 14%, el sector micro-energético; 12%, el industrial; 12%, el transporte. Pero una estrategia de desarrollo bajo en carbono es necesaria, pues la competitividad del país pasa por su sostenibilidad ambiental, porque en el comercio internacional aumentan las barreras por aspectos ecológicos y ambientales.

Autor:
Gustavo Galvis Hernandez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (5 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad