Lunes 1 de Septiembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Horacio Serpa
Patrocinado por:
Domingo 17 de Febrero de 2013 - 12:01 AM

De chismes y politiquería

Autor: Horacio Serpa

Bastantes comentarios se están haciendo sobre el proyecto hidroeléctrico del Río Sogamoso. Se le reclamó a la empresa por defectos graves en el proyecto vial que debe sustituir el tramo de vía que será inundado entre  Barrancabermeja y Bucaramanga. El jueves  se reunió Isagén con las autoridades gubernamentales, políticas y gremiales del departamento y lograron conclusiones que ojalá diluciden dudas, resuelvan controversias y arrojen apropiadas soluciones.

Algunos mentirosos, de buena o mala fe, dijeron que dichos problemas  eran culpa del gobierno anterior. No eludo el tema. Si hay algo que aclarar, estoy a la orden. Si por algo debo responder, lo asumiré.

De muchas cosas me siento orgulloso en mi paso por la gobernación. Una de ellas, haber propiciado el inicio y desarrollo de esa obra. 40 años de frustración se acabaron durante mi gobierno.

La imponente obra no la construye ni  financia el Departamento, ya que es propiedad de una empresa de economía mixta cuyo mayor socio es el Estado y en ello Santander no tiene acciones, pero mi gobierno colaboró para que se pudiera realizar, ayudando a sortear con compromiso santandereano los obstáculos que se presentaron en los primeros tres años de ejecución. Mi gobierno ofreció a Isagen apoyo y garantías. Le reclamó responsabilidad laboral, social y ambiental. Fui un interlocutor que defendió los intereses del Departamento, los Municipios y los habitantes. Pedí a Isagén que atendiera sus deberes y más. Isagen respondió  y se lograron beneficios adicionales. Para la muestra, el pavimento en la carretera de San Vicente a la central.

El asunto en discusión se trató más de 15 veces, bajo mi atención, con ingenieros, gremios y gobierno nacional. Estoy satisfecho de lo que hice. Digo responsablemente  que Isagen obró con seriedad, escuchó al gobierno y ayudó a resolver problemas. El doctor Fernando Rico actuó con seriedad, diligencia y señorío. Lo mismo su gente. Si hay asuntos por corregir, mejorar o resolver, santo y bueno. Doy fe de lo que me consta.

Veo con tristeza que en mi querida tierra empiezan a predominar el revanchismo, los chismes y la politiquería. Durante mi gobierno tuve un comportamiento honrado, amable, responsable, eficaz. Después, mi actitud ha sido condescendiente, tranquila. Se está abusando de mi silencio y de mi respeto por los santandereanos. La paciencia tiene límites.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (2 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones